Así Habla Zaralevi's.

Con este post termino la trilogía que comenzó con el pesimismo, continuó con el miedo y ahora acaba con el malestar. Le malestar es fruto y consecuencia de la imperceptible, pero continua, acción de los mecanismos generadores de pesimismo e impulsores del miedo. Es el tercer jinete del apocalipsis

Albert Perez Novell
Albert Perez Novell
17 de abril · 813 palabras.
Del bienestar al malestar:

La crisis nos sumerge en el capitalismo individualista al estilo norte americano y nos aleja del modelo social europeo de origen centroeuropeo (renano) que cristaliz√≥ en el estado del bienestar. Como ya apuntaba hace a√Īos Michel Albert en su obra ‚ÄúCapitalismo contra capitalismo‚ÄĚ (1991).

Al ser arrebatado el ideal supuestamente alcanzado del bienestar, el sujeto, vuelve la agresi√≥n hacia quien identifica como causante de la perdida. Y claro, estos son la bolsa, los bancos, las compa√Ī√≠as americanas y pasa lo que pas√≥ el 29 de marzo en Barcelona.

El pesimismo puede ir desapareciendo cuando los agoreros cambien de estrategia y el miedo diluirse fácilmente si las causas desaparecen y conseguimos generar una  Weltanschauung.. en positivo. Pero el malestar perdura más allá de las causas porque es el reflejo de la interiorización de estas en forma de culpa.

Si no que se lo pregunten a muchos cabezas de familia que se sienten culpables de una situación cuyas causas no han podido controlar. Ven como el subsidio de desempleo se les acaba y no pueden cumplir con las espectativas que los suyos habian depositado en ell@s. 

La crisis no es sólo económica, es moral y social. No afecta solamente la capital financiero, también al capital social, que es el que mantiene una cierta cohesión social. Capital social que merma erosionado por le cáncer de la desconfianza (el cuarto jinete). Para que un sistema social se sostenga es preciso que genere confianza y hoy la confianza se ha perdido.

Se ha perdido la confianza en las instituciones, en el gobierno, en la banca, en las empresas, en los pol√≠ticos y pronto no confiaremos ni en el vecino (yo ya no cofio en mi cu√Īado).

Por mas que Rajoy repita la palabra "desconfianza" 10 veces en sus discursos no es así como se reconstruye. Hasta los mercados se la niegan, por haber perdido Andalucia. Rajoy puede pasar de rescatador a rescatado.

De momento se mantiene la confianza en la familia que es la que, por solidaridad, sostiene la argamasa de la cohesión social. Pero esta institución también sufre la erosión de la crisis. No puede por sí misma sostener por mucho tiempo su impacto social.

El universo político no logra evaluar la nueva realidad, los partidos tradicionales no presentan respuestas concretas a la magnitud del dilema planteado entre el capitalismo financiero, la "globalización" , y la crisis, quedando sin contenido ideológico, con propuestas preelectorales que se contradicen y contraponen a las acciones de gobierno, una vez instalados en sus mandatos ejecutivos y/o legislativos.
La izquierda, sigue atrapada entre su conversión al realismo económico y su tentación de resucitar antiguos fantasmas para recuperar una identidad que hoy le cuesta formular.

Cuando todos parecen haber perdido el norte. 
 
Las marcas nos se√Īalan el camino: (de Delfos a Levi‚Ä≤s)
En este panorama aparecen nuevas voces que nos interpelan como los √ļnicos referentes sociales que pueden dar sentido a este embrollo en el que nos han metido.

Las marcas aparecen primero en EEUU y despues en todo el mundo,¬† como los nuevos or√°culos de los Dioses que nos se√Īalan el camino para recuperar la confianza y la lealtad, para en definitiva sacar al capitalismo de este pozo.

La crisis es un obst√°culo que se puede salvar si el individuo se pone a trabajar.
Mensaje dirigido al individuo, que es el √ļnico, dicen los or√°culos, de quien depende que salgamos de esta crisis, no de los gobiernos, ni de los partidos, ni de las empresas, s√≥lo del individuo.

Recuperar globalmente el esp√≠ritu pionero que dio origen y sentido a Estados Unidos. Pero esto no lo dicen los pol√≠ticos o los intelectuales neoliberales tipo Fukuyama, sino la publicidad. Las marcas nos ense√Īan el camino. Son los nuevos or√°culos de los dioses. Pero debemos preguntarnos. ¬Ņ¬Ņ¬Ņquienes son los Dioses???.

El nuevo "superindividuo marca" surgir√° para mayor gloria del sistema en los nuevos tiempos postcrisis. Un individuo capaz de generar su propio sistema de valores identificando como bueno todo lo que proceda de su voluntad. Con ambici√≥n de lograr sus deseos, como demostraci√≥n de fuerza que lo hace presentarse al mundo y estar en el lugar que siente que le corresponde. Eso s√≠, con su camisita y su canes√ļ de Zara o Prada dependiendo de cu√°n "super" sea su cuenta corriente.

"Así habla Zaralevi′s".

Los oráculos americanos también son nuestros oráculos.
Para entender el post debéis visionar estos spots.
http://youtu.be/TD5uFTMfDzA?hd=1

"Tu vida es tu vida" Go Forth! El texto es el poema
"The Laughing Heart" de Charles Bukowski.

http://www.youtube.com/watch?v=rBVdZxtrM6c

Grabación original de Walt Whitman en la lectura
de su poema de 1888 "América".

Vosotros mismos, sacad vuestras conclusiones.

Albert Pérez Novell
http://www.globalbook.eu
http://nvconsulting.es
http://www.albertpereznovell.com

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →