Amar...¿Para Siempre ?

Amar para siempre se puede lograr cuando cuidamos ese amor con devoción y dedicación, teniendo en cuenta que si no damos lo mejor de nosotros para mantenerlo, lo estamos condenando a morir y a dejar en nosotros solo soledad y tristezas

Longina Ruiz
Longina Ruiz
1 de junio · 413 palabras.
Amar para siempre…creo que es el deseo de todos y creo que es posible también, pero solo si una vez que plantamos esa semilla nos preocupamos por regarla para verla germinar día a día. El amor una vez que se planta en nuestro corazón se aferra con tanta fuerza que ciertamente parece indestructible...Pero como todos los extremos siempre son malos a veces es abusado en su grandeza y en su bondad y entonces es cuando comienza el amargo proceso del desamor.

Se puede amar mucho a alguien y querer darlo todo por ese alguien, pero necesitamos el alimento de la reciprocidad  para que ese amor se fortalezca y sus raíces encuentren un asidero firme en nuestro corazón. Cuando el amor es dejado en el abandono poco a poco va transmutando… va pasando primero por ese amor que duele y te hace sufrir muchísimo, luego de manera lenta pero segura a la etapa de reflexión y de querer salir de esa situación que le ha robado la felicidad,  y una vez convencidos de esto se empieza a asumir… y lo que fue en su momento un gran amor va dejando de serlo sin que nos demos cuenta para solo irse quedando en nuestros más tristes recuerdos.

El amor es vida y todo lo que tiene vida necesita ser alimentado y cuidado, no basta con decir te amo si no se demuestra, el amor necesita de ese intercambio, esa comunicación, ese contacto y esos pequeños pero grandes detalles que lo van oxigenando y que es lo que realmente lo convierte en invencible, recordemos que amarse es cuestión de dos, por lo tanto ambas partes deben cuidar esa semilla que es la verdadera base para mantenerse unidos, recordemos que un amor cuyo único alimento es el abandono y el dolor está condenado irremediablemente a morir por muy grande que  este haya sido…solo se canso de sufrir por falta de ese complemento que le daba vida, y cuando un amor muere puedes tener la mayor seguridad que murió para siempre, nadie vuelve de la muerte  ni siquiera el amor, porque así como su llegada  nos sorprende sin aviso, de la misma manera se marchara un día si nosotros mismos le preparamos el camino para ello. Por eso es mejor mantener  un amor que te llene...Vivo y llameante...y no tener que ver las cenizas de lo que un día fue y ya más nunca será



LONGINA...SIEMPRE CONTIGO

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →