Cómo Cultivar la Humanidad en las Personas

Nosotros mismos estamos permitiendo que nuestra capacidad de conmovernos y de sorprendernos se pierda en el día a día y peor aun nos estamos alejando de la posibilidad de disfrutar plenamente de la esencia de la vida.

Ing. Anibal Revollo
Ing. Anibal Revollo
1 de julio · 1460 palabras.
Lejos de querer confundirles con un t√≠tulo rebuscado y ambiguo sobre este tema deseo enormemente compartir con ustedes cinco consejos basados en c√≥mo cultivar en nosotros la humanidad. Tambi√©n nacen de la reflexi√≥n y con la mejor voluntad de provocar cambios positivos en el comportamiento de los dem√°s. Les parecer√° extra√Īo que algunos nos preocupemos por un problema tan subjetivo del comportamiento pero es que definitivamente algo esta sucediendo y esta afectando nuestra capacidad de sensibilidad emocional ante lo que nos rodea.
Nosotros mismos estamos permitiendo que nuestra capacidad de conmovernos y de sorprendernos se pierda en el d√≠a a d√≠a y peor aun nos estamos alejando de la posibilidad de disfrutar plenamente de la esencia de la vida. Para darles un ejemplo de lo que sucede comparto con ustedes los resultados de un peque√Īo experimento que realic√© con algunas personas. El mismo consisti√≥ en incorporar deliberadamente y durante conversaciones casuales con amigos y conocidos algunos ejemplos tanto de grupos o personas avocadas a las buenas acciones y dedicadas a fortalecer valores humanos como casos contrarios de acciones de criminalidad, maldad, deshonestidad, ego√≠smo etc.
Por ejemplo mencion√© lo interesante del caso de la organizaci√≥n Senosayuda quienes trabajan arduamente para apoyar la lucha contra el c√°ncer de mama. Tambi√©n incorpor√© el tema del cantante Juanes quien ofrece conciertos gratuitos en su campa√Īa en contra de las minas. Durante la conversaci√≥n tambi√©n coment√© algunos casos de criminalidad como por ejemplo el caso de un joven que fue abaleado para robarle los zapatos ‚Ķ‚Ķ‚Ķ.en fin dej√© que la conversaci√≥n fluyera y escuch√© atentamente. Este experimento por llamarlo as√≠ lo realic√© a un promedio de 100 personas en los √ļltimos 2 a√Īos. Tom√© notas y saqu√© algunos resultados.
- El 70% de las personas con las cuales conversé le dieron mayor importancia y charla a los temas de criminalidad que a los temas de buenas acciones por parte de algunas personas.
- Un 16% de los conversadores si se interesó por el tema de las buenas acciones pero debo resaltar que la mayoría estableció juicios de valor y duda sobre las acciones de buena voluntad indicando que seguramente los autores perseguían otros intereses personales como dinero, fama etc.
- Un 8 % le dio relevancia al tema de las buenas acciones mostrando interés por los detalles, mostró sensibilidad e incluso relató experiencias similares.
- Otro peque√Īo porcentaje o sea el 6% cambi√≥ de tema o se qued√≥ callado sin emitir juicio alguno demostrando cero inter√©s. Generalmente incorporaron el tema de la pol√≠tica del Pa√≠s, econom√≠a e inflaci√≥n por ejemplo.
Me preocupa mucho que los temas de criminalidad y de acciones poco ejemplarizantes despierten mayor interés entre las personas o mejor dicho tengan preponderancia sobre las buenas. Estoy muy claro de que el factor curiosidad ha influido en estas conversaciones pero partiendo de que el comportamiento humano se basa en actos determinados por la cultura, las emociones y en esencia se basa en la imitación y el aprendizaje y en usar lo aprendido para el mayor beneficio posible no es lógico que nos centremos en las malas acciones sino por el contrario debería ser en las mejores, en las buenas, las de generosidad, en las que podamos repetir o replicar. No dudo que algunos queramos mejorar aspectos en los cuales fallamos observando esas cosas terribles que pasan para evadirlas y alejarnos de ellas de cualquier forma posible.
Es importante que nos demos cuenta de que algo esta pasando con la sensibilidad de algunas personas, pareciera que sin percatarnos nos estamos haciendo menos humanos. Somos cada día mas parecidos a las máquinas y basta con observar que los gestos de humanidad son cada vez son menores entre la gente. Continuamente nos alejamos de aquello que nos pueda conmover porque pensamos que nos puede perturbar, es mas fácil imaginar que algo no existe que vivirlo, nos cuesta mucho sentirnos vulnerables. Nos es más fácil censurar y hasta escandalizarnos que verle el lado positivo a las cosas. En pocas palabras nos negamos constantemente a ver las maravillas de la vida en las cosas mas evidentes.
Se√Īores en muy importante re√≠r, ver las cosas simples, ver lo positivo que todos los humanos tienen. Ponerse los zapatos del otro constantemente para sentir empat√≠a, hay que cultivar la curiosidad sana, involucrarse y apelar a nuestra bondad que sin duda existe en cada uno de nosotros. Todos tenemos un sinf√≠n de oportunidades y de capacidades que pueden ser veh√≠culos de humanidad y ejemplo para todas las personas que nos rodean y para todas las edades. Recuerdo el a√Īo 2001 cuando se llev√≥ a cabo el terrible acto inhumano de ataque a las personas de las torres gemelas en NY, medit√© sobre que tan bajo han llegado algunos seres humanos. Comenc√© a reflexionar como muchos, supongo y espero, sobre la forma de comenzar a cultivar nuestra humanidad. A trav√©s de estos a√Īos he resumido esta reflexi√≥n y estos consejos que deseo compartir con ustedes.
1.- Escuche y trate de sentir. Muchas veces no escuchamos ni sentimos lo que sucede a nuestro alrededor, solo actuamos como m√°quinas respondiendo o actuando en forma autom√°tica. Para mi la mejor forma de escuchar es imaginarnos que estamos en los zapatos de la persona que nos esta hablando. Se sorprender√°n como en forma inmediata sentiremos lo que nos est√°n diciendo como nuestro y por ende nos llegar√° en todas sus formas.
2.- Busque el lado positivo de todas las personas y las cosas. Cuando escuchemos tratemos de ver el lado positivo de las personas y las cosas, anímese que es fácil si usted no trata de juzgar a primera vista. Mientras usted respire y tenga vida encontrará personas y cosas positivas que le rodeen. No juzgue sin haberse calzado en los zapatos del otro porque no tendrá todas las variables visibles. Sin se presenta una decepción véala como una nueva oportunidad para estar preparado para la próxima vez que la tenga en frente.
3.- Aborde el día a día con felicidad. Recuerde reírse, no busque tanto los detalles de las cosas sino más bien préstele mayor atención a lo evidente, viva el día, reconozca que usted no es una máquina sino un ser humano con una enorme capacidad de aprender e imitar. Imite las cosas buenas ya que ellas desencadenarán mas cosas buenas. Disfrute de los mejores momentos de su trabajo, del café, durante el tráfico aproveche ese momento para reflexionar como hacer mejores cosas y verá como el siguiente día será mejor. Le repito, si se atraviesa un obstáculo que usted considera desagradable pase la hoja de su vida y aprenda del mismo. No le parece excelente que tenga una nueva oportunidad de volverse a encontrar con un obstáculo similar y estará preparado para afrontarlo?
4.- El acto del agradecimiento. Todos los d√≠as agradezca a Dios o a la vida que usted esta protagonizando un nuevo episodio de su propia pel√≠cula. Imag√≠nese las mejores cosas de usted hechas realidad y agradezca por ello. Yo agradezco a diario por la salud f√≠sica y mental, agradezco por el trabajo que tengo, porque es el mejor y porque aprendo del mismo cada d√≠a, agradezco todo el tiempo porque no soy una m√°quina, porque pienso y act√ļo a mi propia voluntad, agradezco por ser sensible ante las persona y ante las cosas que me suceden. Tambi√©n agradezco porque muchas personas me aprecian y valoran, por la amistad que recibo de parte de muchos. Este ejercicio diario me hace abrir m√°s los ojos de mi ser humano y me facilita enormemente los puntos anteriores 1,2 y 3.
5.- No guarde rencor. A veces nos envenenamos nosotros mismos con una peque√Īa dosis de rencor. Quiz√°s por un hecho del pasado o un simple recuerdo. Caiga en cuenta que sea lo que sea que haya provocado un malestar en usted ya pas√≥ y es parte del pasado. Sin darnos cuenta ese rencor nos embarga haci√©ndose de √©l un vicio que nos perturba constantemente. Para olvidar no hace falta mas cosa que desearlo y sacar algo de esa experiencia pasada. En la medida que lo desterremos de nuestros recuerdos negativos y lo pasemos por un proceso sano de reflexi√≥n desaparecer√° como por arte de magia.
Finalmente me despido por donde comencé este artículo, con la firme convicción de que todo será mejor en nuestras vidas y en el mundo si nos abrimos a cultivar nuestra humanidad, vamos a trabajar en estos cinco consejos y permitámonos la posibilidad de disfrutar plenamente de la esencia de la vida.

Este art√≠culo forma parte de una serie escrita¬†que pretende fomentar los valores morales y √©ticos de los lectores asi como contribuir de alguna manera con la mejora¬†y el √©xito personal.¬†Para mayor informaci√≥n puede escribir al autor directamente por [email protected]¬†

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →