Una Historia Real de Identificacion de Almas Gemelas

Articulo dirigido a explicar como hay fenómenos que parecen anormales y nos arrancan de vidas anteriores. Basado en un hecho real y demostrado

Joan Miranda Marques
Joan Miranda Marques
29 de septiembre · 1596 palabras.
 ‚ÄĘ LA HISTORIA DE UNA IDENTIFICACION DE DOS ALMAS GEMELAS

El concepto de Almas gemelas, explicado por muchos estudiosos del tema y visto con cierto punto de incredulidad, por muchísimas personas, dentro de las cuales yo mismo me incluía antes de esta experiencia, hace que escriba este artículo, basado totalmente en un hecho real, el cual ha cambiado totalmente mi manera de pensar.

Esta historia fruto de pruebas de regresiones hipnóticas a vidas pasadas, está totalmente documentada con grabaciones de las sesiones realizadas y que han demostrado la conexión entre dos Almas que en otra vida quedaron marcadas con penas que gravaron el Alma del sujeto de esta experiencia y traumas que se arrastraban inconcientemente en esta vida y ahora se pueden relacionar . Lo mas curioso es que el malestar endémico que la persona en este caso el sujeto hipnótico arrastraba desde que tenía uso de razón en su interior sin ninguna causa aparente, llevándolo siempre en silencio, ha desaparecido después de descubrir esta conexión e identificar el Alma del ser que en aquella vida la había marcado con una profunda pena.

Los protagonistas de esta historia, por una parte soy el que suscribe y autor como hipnotizante y Nely como sujeto, su nombre no se ajusta al nombre real para salvaguardar su anonimato, haciendo constar que se escribe con el total consentimiento de ella y el que suscribe figurará en la firma como seudónimo. Los dos vivimos a cuatrocientos kilómetros de separación y antes de esta historia no sabíamos que existiésemos, no nos conocíamos, ni nunca habíamos coincidido.

Una coincidencia en Internet, hizo que inici√°ramos una conversaci√≥n, sin ninguna trascendencia y con algunos puntos de desinter√©s, no obstante algo nos llamaba la atenci√≥n rec√≠procamente, de tal forma que como eran tiempos de vacaciones hicimos un encuentro de tres d√≠as en un fin de semana. Aqu√≠ se iniciaron una serie de acontecimientos de coincidencias que a los dos nos sorprendieron, analizadas no parec√≠an que estuvieran dentro de lo normal en un encuentro tan reciente. Como en los dos nos dej√≥ cierta curiosidad y est√°bamos en periodo vacacional, acordamos pasar una semana en la monta√Īa por afici√≥n com√ļn. Esta semana aun fue m√°s sorprendente, en hechos, reacciones como si algo nos hiciera que nos conoci√©ramos de mucho antes y situaciones que parec√≠amos ser familiares, al finalizar, algo me hizo pensar que podr√≠a haber algo espiritual en todo ello, porque normal no lo parec√≠a en absoluto, yo debo matizar que en este punto era totalmente incr√©dulo a estos conceptos.

La intuición hizo que pensara que solo podría encontrar respuestas, en el supuesto que las hubiera en el mundo de las regresiones hipnóticas a vidas pasadas, y esto fue lo que hice.

En el transcurso de este verano he realizado a Nely, mi sujeto en esta experiencia cinco regresiones a otras vidas tres de ellas centradas en la misma vida que nos dio la conexión que explica los fenómenos apuntados y nos identifica como Almas gemelas en el argot de los estudiosos de estos temas.

La primera se desarrollo en 1900, fue una vida corta, era un hombre hijo √ļnico de unas bodegas que por los datos obtenidos deduje se centraba en Catalu√Īa, muri√≥ entre 25 y 30 a√Īos sin trascendencia, pero fue feliz, en esta vida no reconoci√≥ ninguna cara de la vida real.

La segunda se desarroll√≥ sobre el a√Īo 1650 en ella tambi√©n fue un hombre, llevaba barba toda su vida de viejo era blanca y las manos las tenia arrugadas, en esta vida paseando al lado de un r√≠o reconoci√≥ las caras de dos personas en la vida real, dijo sus nombres y estos han coincidido con los nombres de dos vecinos suyos en su pueblo natal. En esta vida reconoci√≥ estar bien querer a su mujer y ser querido y sentirse feliz.

La tercera se desarrollo en 1500 y en esta es donde se descubre la conexi√≥n y el trauma que arrastraba su Alma en esta vida. La cuarta y quinta sesi√≥n fue regresiones conectando a esta vida, √ļnicamente para asegurar y demostrar la identificaci√≥n que hizo de m√≠ como su hermano mayor que perdi√≥ en la guerra.

En ella es una ni√Īa que viven pobremente en una casa en las monta√Īas, son muchos hermanos peque√Īos ella es la mas peque√Īa, a excepci√≥n de un hermano mayor que los cuida a todos y en especial a ella, al que quer√≠a mucho por la pena que en todo momento expres√≥, este hermano ayudaba en el trabajo a sus padres, justo hasta el momento que se march√≥ a la guerra y no volvi√≥. Este hecho marc√≥ toda su existencia en aquella vida, en el Alma de Nely, hecho que tendr√≠a relaci√≥n con la angustia interior e inexplicable que Nely reconoce ha tenido siempre en esta vida y despu√©s de esta experiencia le ha desaparecido.

En esta sesión reconoció entre la gente, las caras de su hermana y de su madre, reconoció las caras de sus primos en aquella vida y la del hermano que marchó a la guerra, dio los nombres de sus primos en la vida real que coincidían con los nombres de sus sobrinos y el del hermano no llegué a entenderlo en esta sesión.

Como me dejó la duda, el día siguiente, pude conectarla a esta misma vida por los datos que tenía, entro en trance profundo y no fue difícil, enseguida se situó en ella, en esta cuarta sesión fue cuando el nombre de su hermano coincidía en la vida real con el mío. Profundicé bastante en esta sesión, cuando llegaba al punto que su hermano marchaba a la guerra, explotaba en llantos, expresando una profunda pena, solo podía calmarla retrocediendo en el tiempo y volver al momento que su hermano estaba con ella, al llegar a este punto lo sorprendente es, que con las dos manos y completamente en trance palpaba una cara al aire como si estuviera palpando la cara de su hermano, y hacia lo mismo como si palpara las manos y el antebrazo primero uno, después el otro, y se calmaba , relajándose y quedando con cara de completa tranquilidad y felicidad.

La lleve en esta sesi√≥n a la edad de 20 a√Īos, y preguntando si su hermano hab√≠a vuelto, volv√≠a a explotar en llantos con la misma pena y desconsoladamente exclamaba ‚Äú no vuelve‚ÄĚ ‚Äú no vuelve‚ÄĚ, tampoco la pod√≠a calmar, y esta vez la cog√≠ la mano la puse en mi cara y dici√©ndole que su hermano hab√≠a vuelto que estaba all√≠ con ella, hizo exactamente igual, pero palpando mi cara mis manos y mis antebrazos, y se fue calmando quedando totalmente relajada.

Quince d√≠as mas tarde desarroll√© la sesi√≥n cinco, volv√≠ a intentar reconectar con esta misma vida, lo que fue igualmente f√°cil. Mi intenci√≥n era asegurarme que todos los datos obtenidos en esta, coincidiesen con exactitud con los datos de las dos anteriores sesiones, y teniendo en todo momento mucha precauci√≥n de no sugestionarla con mi nombre. El resultado fue sorprendente, adem√°s de coincidir todos los detalles de su vida, exactos a la primera sesi√≥n la hice llegar a 35 a√Īos, hab√≠a tenido tres hijos dos hembras y un var√≥n, continuaba diciendo que no era feliz. Preguntando porque, la respuesta fue ‚Äú su hermano no hab√≠a vuelto‚ÄĚ y vuelta a llorar esta vez intent√© calmarla dici√©ndole que su hermano hab√≠a regresado, y le cog√≠ la mano y se la puse en mi cara, ella continuando llorando dec√≠a ‚Äú no puede ser ‚Äú ‚Äú no puede ser‚ÄĚ, yo insist√≠ le cog√≠ las dos manos y se las puse en mi rostro, entonces ella lentamente empez√≥ a palpar exactamente igual todo mi cabeza mis manos y antebrazos, y en este punto empez√≥ lentamente a calmarse quedando en estado de total relajaci√≥n, entonces le pregunt√© si ya estaba tranquila, me contest√≥ que si, finalmente le pregunt√© si ahora ve√≠a a su hermano y me contest√≥ con media sonrisa que si, le dije que su hermano ya hab√≠a regresado de la guerra y si ahora se sent√≠a feliz, y me contest√≥ si, le repet√≠ que si ve√≠a a su hermano , me contesto ‚Äú es guapo‚ÄĚ, le pregunt√© si sab√≠a donde estaba, la repuesta me sorprendi√≥, la contestaci√≥n fue ‚Äú aqu√≠‚ÄĚ, all√≠ solo estaba yo. En este punto puedo asegurar que el trance era profundo, pase a despertarla y necesite bastante tiempo para que saliera del trance y recuperara su conciencia.

Su testimonio afirma que su estado síquico después de esta experiencia, le ha dado un giro total, sus angustias le han desaparecido, se siente aliviada, como si le hubieran descargado de un peso interior que no sabia explicar.

Esta historia que a mí, ha hecho cambiar totalmente mi concepto de la espiritualidad, además de darme respuestas a todos los hechos que no nos explicábamos transcurridos en el transcurso de nuestro conocimiento inicial, avala la existencia de conexiones entre Almas que se han conocido o convivido en otras vidas y que explica la plenitud que pueden alcanzar ambas si llegan a encontrarse y reconocerse, y el sentimiento de felicidad que ello puede llegar a proporcionar en la actual vida.

Por sorprendente y por real escribo esta historia, por estar bien documentada con testimonios presenciales y grabaciones de voz de las sesiones explicadas.

Seudónimo JOANETPICARON

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →