Cómo Cultivar la Generosidad

Así como hace poco compartí con mis lectores algunas ideas y reflexiones sobre como cultivar la humanidad en las personas esta vez quiero referirme al no menos importante concepto de generosidad. Es un placer muy grande compartir con ustedes estos cinco consejos basados en el buen vivir buscando en ustedes lectores provocar una vez más cambios positivos.

Ing. Anibal Revollo
Ing. Anibal Revollo
16 de diciembre · 1200 palabras.
El concepto de generosidad esta en muchos casos erróneamente asociado a la riqueza material y específicamente al dinero. Es raro escuchar que alguna persona se refiera a alguien como generosa en afecto, en el tiempo de atención que nos dedica o  generosa  escuchándonos. La generosidad tiene mucho que ver con el egoísmo ya que existen personas que les cuesta mucho realizar algo en forma desinteresada por los demás ya que se consideran utilizadas o aprovechadas. También hay otras que dejan lo que estén haciendo para acudir a ayudar a otros. La diferencia esta en que algunos creen que el tiempo dedicado a otros es una perdida y no una ganancia.
Los actos de generosidad tampoco tienen que ser grandes o heroicos sino pueden ser gestos nobles y hasta silenciosos de ayuda desinteresada.¬† Se trata de utilizar nuestro sentido com√ļn y vivir el impulso de ayudar y actuar equilibradamente entre una dosis no exagerada de generosidad y de ego√≠smo. Entre las millones de lecturas que podemos encontrar en internet sobre la generosidad todas se refieren a dar sin esperar nada a cambio y agrego adem√°s que no es esperar felicitaciones o favores a cambio como generalmente sucede. No es generosa la persona que act√ļa generoso con unos y no con todos. Espec√≠ficamente me refiero a que quiz√°s haya alguien que usted conozca, que aunque tenga mucho dinero, capacidades e irradie seguridad plena en un momento dado requiera de aprecio, reconocimiento, agradecimiento o palabras de aliento que le ayuden a seguir adelante.¬† Ser generoso es actuar por igual con todos sin excepci√≥n.
1.-¬† Reflexione sobre aquello que es indispensable en su vida.¬†¬† Muchas veces no nos percatamos de que tenemos m√°s cosas de las que necesitamos para vivir y creemos que acumulando objetos y riqueza viviremos mejor y¬† m√°s a√Īos. Revisemos que es lo que en realidad nos es indispensable y nos hace felices. No pensemos en acumular y prepar√©monos mentalmente para compartir. Recuerde que dar abre las puertas para recibir. A algunas personas les cuesta mucho compartir algo material, un objeto, un recuerdo o una pertenencia as√≠ que comience por compartir su alegr√≠a con alguien, compartir su tiempo ayudando a alguna persona que lo requiera, escuche a alguien con mas detenimiento que de costumbre y estoy seguro de que se sorprender√° de las cosas que percibir√°.¬†
2.- Sea tan agradecido al dar como al recibir. Generalmente cuando recibimos un obsequio nos alegramos y reflejamos muchas veces emoción ante las personas, pero cuando damos a veces no lo hacemos con el mismo entusiasmo o emoción. Practique imaginando que algo que usted esta dando es darse algo a usted mismo. Saque de su mente la posibilidad que alguien se esta aprovechando de usted. Comparta algo que para usted tenga valor, no comparta algo porque le sobre meramente y agradezca la oportunidad que tiene de beneficiar a otro. Busque en todo momento observar las necesidades de los demás, bien sean materiales o emocionales. No es generoso el que le esta dando a usted lo que le corresponde por su trabajo, esfuerzo o por un favor recibido.  No olvide que es diferente ser generoso a reconocer lo que es de otros por obligación.  Al ser agradecido por dar como por  recibir usted se sentirá muy bien por haber encontrado la oportunidad de ayudar. 
3.- Generosidad es m√°s que dinero.¬† La generosidad no es solo dinero sino respeto, afecto, tolerancia, comprensi√≥n en su momento y¬† medida¬† adecuada. ¬ŅC√≥mo sabremos la medida adecuada?¬† Ante todo debemos comprender qu√© consecuencias podr√≠a tener nuestra ayuda sobre los dem√°s. Utilizar nuestro sentido com√ļn es suficiente y si nos equivocamos debemos corregir bajo la premisa de aprender de nuestros errores. A veces sin darnos cuenta nos negamos la posibilidad de compartir o ayudar¬† por no estar de acuerdo o por no aceptar algo que vaya en contra de nuestras creencias, religi√≥n o costumbres. Esto a veces es una barrera que no nos permite ser generosos. Como mencion√© al principio de este art√≠culo no es justo ser generoso con algunos y no con todos.¬† Practique imaginando qu√©¬† impresiones y reacciones causar√≠a una misma acci√≥n generosa en diferentes personas, estoy seguro que diferentes pero en el fondo ser√° el mismo efecto multiplicador de hacer el bien. Usted puede ser generoso con un despose√≠do de igual manera que lo puede ser con una persona llena de riquezas y habilidades. Ser generoso tambi√©n es brindar un consejo sincero, una acci√≥n de aceptaci√≥n y como reza el dicho: no se trata de dar el pez sino de ense√Īar a pescar.
4.-¬† Hacer de la generosidad un h√°bito.¬†¬† Siempre menciono en mis art√≠culos que hay que agradecer¬† a Dios o a la vida ser el¬† protagonista de cada nuevo¬† episodio de su propia pel√≠cula. Hacer de la generosidad un h√°bito es postularse para los Academy awards. Practique a diario un acto de generosidad, no parezca generoso sino por el contrario sea generoso, no lo haga por compasi√≥n o por calmar alg√ļn sentimiento de culpa por alg√ļn acto de ego√≠smo desmedido h√°galo porque esta seguro de que hace el bien. Para facilitarse las cosas evalu√© si usted ve en los dem√°s las cosas positivas que ellos tienen y rep√≠talas, preg√ļntese si usted escucha con paciencia y si siente que no lo hace trate de concentrarse en¬† ver a los ojos de quien le habla y ponga el tel√©fono celular de un lado por un momento. Piense en lo que usted hace a diario por el beneficio de los dem√°s. Revise si todos sus actos son √©ticos y si hay algo que le genere dudas examine como corregirlo. Practique ante todo no juzgar a nadie o al menos int√©ntelo por una hora del d√≠a y luego extienda este ejercicio. Preg√ļntese si¬† practica siempre lo que dice que hace y si no puede practique el silencio, a veces es mejor callar para escuchar a los dem√°s y a uno mismo. Probablemente este sea uno de los consejos m√°s dif√≠ciles de poner en pr√°ctica pero estoy seguro de que usted si puede hacerlo.¬†¬†
5.- Comparta sus conocimientos y habilidades con otros.¬† Despu√©s de una dif√≠cil siempre viene una sencilla. La mejor forma de ser generoso es compartir lo que sabemos con los dem√°s.¬† Muchas veces tenemos habilidades que nosotros mismos no creemos son importantes pero pueden ser muy √ļtiles para otras personas. Aproveche sus destrezas para ayudar y sea generoso con ellas. Siga aprendiendo nuevas cosas pero esta vez pensando en el beneficio de los dem√°s como en el suyo propio. A parte de ampliar sus conocimientos le ayudar√° a ver otros puntos de vista sobre los problemas y soluciones. Recuerde que sus acciones generosas desencadenar√°n otras acciones similares para ayudar¬† y disminuir√°n la apat√≠a o ceguera ante los problemas que aquejan a otros. Recuerde¬† la enorme posibilidad que tenemos los seres humanos para compartir cualquier cosa que queramos. Busque dar constante y sostenidamente lo mejor de si. Es importante que nos demos cuenta de que la generosidad hay que cultivarla y eso se logra practicando.
Finalmente me despido invitándoles a trabajar en estos cinco consejos con optimismo y con la certeza de que usted puede ser eslabón de una enorme cadena de generosidad.

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →