Cursos de Idiomas para Jóvenes y Niños: las Ventajas de Aprender Otra Lengua

La capacidad de hablar un segundo idioma es algo que muchos adultos desean haber adquirido en sus días de juventud, cuando sus cerebros estaban más dispuestos a absorber nueva información. Las investigaciones demuestran que los niños y jóvenes son más capaces de recoger una segunda lengua

Ana Jones
Ana Jones
19 de diciembre · 333 palabras.
La capacidad de hablar un segundo idioma es algo que muchos adultos desean haber adquirido en sus días de juventud, cuando sus cerebros estaban más dispuestos a absorber nueva información. Las investigaciones demuestran que los niños y jóvenes son más capaces de recoger una segunda lengua a una edad temprana, cuando su cerebro está específicamente orientado a darle sentido al mundo a través del lenguaje.
Los niños que están expuestos a un segundo idioma en casa, aprenderán un segundo idioma de forma natural. Si bien esto es una conclusión evidente que debe aprovecharse, no siempre fue así. En la década de 1970, se suponía que los niños expuestos a más de un idioma se confundían y se retrasaban en su desarrollo.
Mientras que el aprendizaje de una segunda lengua es algo que muchos asocian con la adolescencia y los cursos de idioma para jóvenes, la investigación actual sugiere que cuanto más joven ser sujeto, mejor. En 2012 un informe del gobierno del Reino Unido encontró que escuelas europeas de alto rendimiento comienzan a enseñar un segundo idioma mucho antes que las escuelas públicas británicas.
Esto llevó a tomar la decisión que materias como el francés, mandarín, alemán, español o griego se conviertan en una parte obligatoria del calendario de la escuela primaria. Aprender idiomas formará parte del plan nacional de estudios a partir de los siete años de edad en 2014.
Los niños pueden aprender un segundo idioma de forma simultánea o secuencialmente, por ejemplo como los niños menores de tres años que están expuestos a dos idiomas al mismo tiempo, por tener padres que son hablantes nativos de lenguas diferentes.
Antes de que hayan pasado seis meses de edad, los niños aprenden las dos lenguas a un ritmo similar. No existe ningún tipo de conflicto como se pensaba, debido a que sus cerebros son capaces de construir sistemas cognitivos separados para cada uno de los idiomas.

Ana Jones es asesora en Programas de Idiomas en el extranjero
http://www.kellscollege.com

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →