Campamentos de Inglés en el Extranjero: Todas las Claves para Saber Si tu Hijo Está Listo

Los campamentos de verano son útiles en dos niveles: se da a los padres un descanso de sus hijos, y los niños un descanso de sus padres. Pero si bien puede ser tentador hacer las maletas a los niños en la primera oportunidad, los padres deben asegurarse de que sus hijos están mentalmente preparados

Ana Jones
Ana Jones
25 de diciembre · 333 palabras.
Los campamentos de verano son útiles en dos niveles: se da a los padres un descanso de sus hijos, y los niños un descanso de sus padres. Pero si bien puede ser tentador hacer las maletas a los niños en la primera oportunidad, los padres deben asegurarse de que sus hijos están mentalmente preparados para la separación. Incluso los niños que inicialmente parecen dispuestos a aceptar el desafío, a veces pueden tener dificultades para realizar el ajuste. Entonces, ¿cómo saber cuándo los niños están listos?
Los niños maduran de diferentes formas y en diferentes edades. Mientras algunos disfrutan ayudando en la casa y asumiendo pequeñas responsabilidades, otros parecen demasiado dependientes y poco dispuestos a cooperar. La madurez emocional se puede medir cuando el niño está molesto o enojado. ¿Pierde rápidamente su temperamento o se frustra con facilidad? ¿Puede razonar en este estado? ¿Entiende por qué se enojan sus padres? Las respuestas a estas preguntas pueden ayudar a determinar si un niño es emocionalmente maduro.
Los niños de familias donde los padres se han divorciado pueden tener dificultades para estar lejos de casa. La ansiedad de la separación también puede presentarse en niños que se han mudado repetidas veces y han tenido que cambiar de escuela y hacer nuevos amigos con frecuencia. Es importante recordar que todos los niños al principio se sentirán ansiosos por estar lejos de sus padres durante un período prolongado de tiempo. La mayoría sin embargo, rápidamente aprenden a adaptarse.
Piense en las veces que su hijo ha dormido fuera de casa antes - por ejemplo en la casa de los abuelos o durante la noche con un amigo. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Su comportamiento cambia antes, durante o después del evento? ¿Estaba dispuesto a ir otra vez? Un niño que reacciona mal a una noche fuera de casa es poco probable que encuentre en los campamentos de inglés en el extranjero una experiencia agradable.

Ana Jones es asesora en Programas de Idiomas en el extranjero
http://www.kellscollege.com

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →