Como Utilizar las Películas para Hablar Con los Hijos

, las películas pueden utilizarse como una herramienta de transmisión de valores culturales, estéticos e incluso prosociales. En el siguiente artículo te aportamos varias claves para que puedas utilizar las películas que ves con tus hijos con valores educativos.

Jenny Guerra Hernández
Jenny Guerra Hernández
7 de marzo · 779 palabras.
Estamos acostumbrados a emplear t√©rminos relacionados con las emociones para referirnos a un tipo u otro de pel√≠cula. As√≠, podemos invitar a unos amigos a ver una peli ‚Äúde risa‚ÄĚ o podemos quedar con nuestra pareja para ir a ver una pel√≠cula ‚Äúde amor‚ÄĚ; pero no solemos utilizar el cine con otro valor que el del entretenimiento.
Sin embargo, las películas pueden utilizarse como una herramienta de transmisión de valores culturales, estéticos e incluso prosociales. En el siguiente artículo te aportamos varias claves para que puedas utilizar las películas que ves con tus hijos con valores educativos.
Educar en valores con películas no significa simplemente ver la película
Hablar con los hijos de un tema que les preocupa y conseguir abordarlo sin que se sientan intimidados no es tarea fácil para los padres, sobre todo, si estamos hablando de hijos adolescentes. Sin embargo, cuando toda la familia se sienta a ver una película, se crea un clima de empatía en el que los sentimientos están a flor de piel y el diálogo surge casi sin quererlo.
Para que ver una película con los hijos tenga el resultado que esperamos debemos realizar una serie de acciones específicas. A continuación se mencionan los consejos que siempre recomendamos a padres y educadores para que consigan el objetivo que pretenden al ver la película, que no es más que acercarse a sus hijos y poder hablar de los temas que les preocupan de forma transparente.
1. Antes de elegir la película, dedica un momento a ponerte en la piel de tu hijo.
Esto significa que reflexiones acerca de la perspectiva que tiene tu hijo acerca del tema que quieres tratar, a sus cinco, doce o dieciocho a√Īos de edad.

2. Dedica un tiempo a investigar sobre la opini√≥n que tiene el p√ļblico infantil o juvenil acerca de la pel√≠cula que vas a ver.
Ten en cuenta que hay películas como Diarios de la Calle que los adolescentes encuentran irresistible, pero quizá no estén tan maduros para ver Hijos de un Dios menor.

3. Interrumpe la pel√≠cula cada vez que tu hijo o hija tenga un comentario que hacerte y de vez en cuando aporta t√ļ los tuyos propios.
Pero evita tratar de adoctrinarle con moralinas o reflexiones forzadas que le despisten del verdadero mensaje que quieres transmitirle u obstaculicen la posibilidad de di√°logo abierto.

4. Deja que tu hijo o hija hable de la película en sus propios términos.
Una vez que tu hijo empieza a comentarle a sus amigos o a familiares cercanos acerca de la película que vio recientemente contigo, no lo estropees haciendo comentarios acerca de sus pobres habilidades para resumir o de las patadas que le da al diccionario. Respeta la forma en la que se expresa tu hijo si quieres ganarte su respeto y recuerda siempre con qué objetivo viste la película.

5. Si te pide repetir la película, haz un esfuerzo y ve la película de nuevo.
Muchas veces, los ni√Īos nos suplican que los llevemos a ver una y otra vez la misma pel√≠cula del cine, en el caso de mi hermano peque√Īo, tuve que ir a ver el Rey Le√≥n cinco veces en un mismo a√Īo. Puede que inconscientemente est√©n utilizando la pel√≠cula para resolver dudas acerca de c√≥mo funciona el mundo de los adultos o bien, para conectar con emociones bloqueadas. As√≠ que, en la medida de lo posible, repite la pel√≠cula las veces que haga falta.

Como podrás darte cuenta, esto de ver películas con los hijos es toda una ciencia. Pero algo si es cierto, el cine es un arte que pretende provocar una reacción en los espectadores, principalmente de tipo emocional. Por ello, debemos elegir cuidadosamente las emociones que queremos despertar en nuestros hijos para hablar de temas concretos con ellos si queremos abordarlos de forma natural y sin presiones.
Jenny Guerra Hern√°ndez
http://www.facilmente.org



Jenny Guerra Hernández es Maestra de Lengua Extranjera (inglés), Psicopedagoga, Psicomotricista, Coach personal experta en autismo, sobredotación y Creatividad.

Actualmente compagina su trabajo como coodinadora de los gabinetes psicopedagógicos Fácilmente con su trabajo como creadora de contenidos educativos digitales y marketer de internet.

Todos sus proyectos comparten la misma premisa: hacer fácil lo difícil y conseguir facilitar el aprendizaje de la persona independientemente de las dificultades que esta pueda tener.

A lo largo de su carrera profesional ha desempe√Īado infinidad de profesiones: artista pl√°stica, profesora de danzas del mundo, cocinera para catering de comida internacional, bibliotecaria, etc.; Esta formaci√≥n y su deseo por ayudar a los dem√°s a convertirse en expertos en las √°reas que deseen es su m√°xima inspiraci√≥n.

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →