Si Estás Usando Plantillas Gratis, Cuida Que No Te Metan en Líos

Hay muchas plantillas (themes) gratis para Wordpress y algunas son bastante buenas; lo malo es que no siempre son tan seguras como parecen.

Rogelio Rodriguez
Rogelio Rodriguez
14 de febrero · 413 palabras.
 Mucha gente que está haciendo negocios en Internet utiliza Wordpress. No solo es gratis y fácil de implementar, sino que tiene grandes ventajas sobre las demás, especialmente por la gran cantidad de temas (Themes que modifican la apariencia del blog) y plug-ins (agregados que le dan funcionalidad adicional) disponibles.

Para los programadores, hacer un tema de Wordpress no es mucho problema y algunos hasta le agarramos el gusto, pero para la gran mayoría, hacer tu propio tema puede resultar en una experiencia frustrante y poco productiva.

Así que lo mejor es utilizar alguno de esos temas ya hechos y echar a volar tu sitio inmediatamente, ¿no?

Aunque esto es lo mejor y más eficiente, ten cuidado con los temas gratis. Es a todo dar bajar un tema y que todo quede bien y no gastar ni un centavo (¿quién le corre a algo gratis?), pero me platicaron un par de malas experiencias que debes considerar:

Enlaces escondidos
La primera fue que un tema gratuito que bajaron tenía enlaces ocultos a otros sitios.

Creo que si alguien se toma la molestia de hacer un tema y lo distribuye gratuitamente, merece tener un enlace a su sitio, pero si lo ocultan entonces ya cambian las cosas, especialmente cuando apuntan a “malos vecindarios”.

En este caso, apuntaba a un sitio de casinos; no una buena elección para pasarle “link juice”.

Publicidad oculta
Después de instalar el tema, resultó que había algunos espacios de publicidad del desarrollador.

Tampoco tengo problema con esto; si bajas algo gratis, te tienes que acoplar a lo que venga.

Sin embargo, parte de esa publicidad era también de casinos, citas y otras cosas que no iban con el tema del sitio y podían hasta resultar ofensivas.
***

Así que si ese tema que viste en algún sitio se ve muy bonito, siempre checa a dónde estás apuntando.

Lo puedes ver fácilmente con la opción de ver el código fuente de la página, aunque es bastante engorroso; lo mejor es utilizar alguna herramienta especializada de las muchas que hay disponibles.

También puedes reducir el riesgo utilizando temas de wordpress.org; no serán tan llamativos pero al menos tienen mejor reputación.

Tal vez creas que te estás ahorrando dinero utilizando temas gratis, pero la realidad es que puede salirte más caro de lo que crees.

Tu negocio depende del tráfico; descubre cómo llevar visitantes a tu sitio o blog.

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →