¿Qué Hacer Con Niños Agresivos en la Familia?

¿Qué hacer con niños agresivos en la familia? Frente a un niño con conducta agresiva, los padres deben ponerse de acuerdo para dar respuestas a la acusa de esta agresividad y estas respuestas deben reconsiderar la satisfacción de las necesidades del niño.

Rhina D E Los Santos
Rhina D E Los Santos
15 de febrero · 465 palabras.

¿QUÉ HACER CON NIÑOS AGRESIVOS EN LA FAMILIA?
Cuando un niño que ha sido alegre y colaborador de repente se torna agresivo o asume una conducta agresiva, no sabemos cómo lidiar con él y todo se nos escapa de control, la situación se hace cada vez más inmanejable y el ambiente se caracteriza por preocupación y sentimientos de culpa de los padres. Para evitar esta situación aconsejo que el mejor modo de conocer esta problemática es conociéndola hasta la raíz.
La conducta agresiva en los niños generalmente se debe muchas veces a separación de los padres, falta de comunicación con el niño y no cubrir sus necesidades, entre otras. Es necesario que los padres se observen en su actuación y reconozcan que no pueden manejar de manera individual su situación y conocer la naturaleza de la agresividad para ver las cosas de manera objetiva.
Por su condición los niños no saben manejar su situación y siempre esperan que los padres u otros lo hagan. Otro aspecto a considerar es evaluar la forma en que se educa a los niños, estos son el resultado de cómo se educan; pues hay que explorar que tal lo hacemos.
La conducta agresiva en los niños es un impulso que escapa de su control y cuando esta situación se presenta hay que evaluar la educación que se le está dando y su experiencia vivida. Es preciso resaltar que desde que el niño nace comienza su interacción con el mundo que le rodea.
Frente a un niño con conducta agresiva, los padres deben ponerse de acuerdo para dar respuestas a esta agresividad y estas respuestas deben reconsiderar la satisfacción de las necesidades del niño, que consisten en analizar que:
Los niños necesitan sentir apoyo de sus padres y que los escuchen, saber que él tiene metas que cumplir con él mismo y con los demás, necesita sentirse amado por los demás y relacionarse con su medio, necesidad de que lo motiven para dar sentido a su vida o a su existencia, necesidad de que se establezcan normas claras o limites y necesidad de establecer vínculos con sus padres. Todo esto representa un soporte para el desarrollo del futuro del niño.
Por eso cuando el niño se torna agresivo, no debemos nunca jamás verlo como alguien extraño o malo, sino como un niño que responde al resultado de lo que recibe.
Luego de esto, te recomiendo que reflexione: ¿Estoy contribuyendo con mi actitud satisfacer estas necesidades a mis hijos?
Con esto puede acercarte a conocer sobre la conducta agresiva en tus niños y encontrar respuestas.

Dra. Rhina De Los Santos

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →