Formatos del Movimiento Urbano

A la hora de moverse por la ciudad hay varias opciones, así hemos de elegir la que más se adapte a nosotros

Sandra Martínez
Sandra Martínez
10 de marzo · 489 palabras.
De acuerdo, estamos convencidos de que eres un urbanita excelente que no tiene ningún problema a la hora de reconocer qué transportes son los mejores para moverse en según que situación. Pero piensa que otras personas tal vez no tengan la misma información que tú, así que permítenos que hoy comentemos algunas cuestiones relativas a los medios de transporte más habituales en ciudad y a cómo utilizarlos para sacarles el mayor rendimiento.
En primer lugar vamos a hablar de los taxis. Son vehículos de uso privado que nos permiten ir de un sitio a otro de forma directa, evitando esperas y escalas. Ahora mismo tienen una mayor limpieza y su autonomía es muy elevada. Además, muchos conductores están apostando por la sostenibilidad a la hora de adquirir un vehículo destinado al servicio público, así que nos alegra oír tal cuestión. Si necesitas otro aspecto positivo, anótate éste: hay páginas en Internet que son buscadores de taxis geniales para encontrar lo que necesitas en cualquier momento y a cualquier hora. Solamente tienes que navegar por ellos y convencerte de que sus prestaciones y su versatilidad son excelentes.
Sin embargo el taxi todavía sigue teniendo algunos condicionantes negativos. Es un vehículo expuesto a los atascos de todo tipo que pueden ocasionarnos una espera indeseada. Además, todavía hay quien piensa que los modos de conducir de los taxistas distan mucho de ser refinados o elegantes. Y planea sobre el sector el asunto de los precios abusivos y de las supuestas vueltas para engrosar la cuenta.
Estos problemas no los tiene, por ejemplo, el Metro. En efecto, dado que circula por raíles no hay problema de atasco en las vías, pero sí lo hay en los andenes, sobre todo en hora punta. Meterse en un vagón cuando está todo lleno puede ser una aventura poco agradable, y algunos trenes no están renovados y muestran ciertas deficiencias que podrían ser subsanadas (suciedad, malos olores, elementos desgastados o rotos, etc.). En cualquier caso es un buen modo de moverse de un sitio a otro para evitar coger el coche.
El otro medio que queremos revisar es el autobús. Al igual que el taxi también está expuesto a embotellamientos fortuitos, pero en muchas ocasiones hay carriles habilitados para este medio de transporte, así que la incidencia de esos atascos es menor. Lo que no nos convence tanto es el sentirnos como sardinas en lata cuando hay mucha acumulación de personas esperando en la parada, algo parecido a lo que ocurre con el Metro. En cualquier caso, la elección de bus, Metro o taxi dependerá de tus posibles, de lo que quieras hacer, de a dónde vas y de la prisa que tengas. El taxi es más rápido pero más caro, y el autobús y el metro son más baratos pero pueden ser incómodos y no te dejan en la misma puerta. Así que la elección es tuya.

buscador de taxis

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →