ūüĎĀ Está leyendo nuestra sección de Nutrición (Salud y Medicina). Los artículos en nuestro sitio no dispensan asesoramiento médico, legal o financiero. La información presentada aquí es para fines educativos o de entretenimiento solamente. El lector es responsable de sus propias acciones en caso de utilizar cualquier información contenida en este sitio.

Recomendaciones para la Familia del Celíaco

Es la intolerancia total y permanente a un conjunto de proteínas, denominadas prolaminas, que se encuentran presentes en el trigo, la avena, la cebada y el Centeno.

Jose Luis Llop
Jose Luis Llop
29 de marzo · 1792 palabras.
LOS CELIACOS

Es la intolerancia total y permanente a un conjunto de proteínas, denominadas prolaminas, que se encuentran presentes en el trigo, la avena, la cebada y el Centeno.

Provoca una severa lesión en la mucosa del intestino delgado (atrofia vellositaria), ligada a una consecuente mal absorción de nutrientes importantes para el organismo

Estudios poblacionales realizados en Europa, indican una incidencia cercana a 1 cada 200 personas.

La sintomatología clínica de la celiaquía puede ser variable y a veces poco llamativa,
por eso el diagn√≥stico es con frecuencia tard√≠o o no llega a efectuarse. Puede empezar al comienzo de la vida o tardar a√Īos en manifestarse: En lactantes: lo cl√°sico es la aparici√≥n de defecaciones blandas, pero a veces uno de los s√≠ntomas es el
estre√Īimiento, la anorexia, la apat√≠a y la irritabilidad.

En ni√Īos: suele presentarse diarrea cr√≥nica, v√≥mitos, distensi√≥n abdominal, falta de masa muscular, p√©rdida de peso, retraso del crecimiento, escasa estatura, descalcificaci√≥n, inapetencia y mal car√°cter. En adolescentes: dolor abdominal, falta de √°nimo, rechazo a la actividad deportiva y retraso en el ciclo menstrual.

En adultos: descalcificaci√≥n, diarreas, fracturas espont√°neas, desnutrici√≥n, abortos espont√°neos o impotencia. El √ļnico tratamiento para esta enfermedad es una dieta estricta y de por vida "Sin T.A.C.C." (Sin trigo, avena, cebada, centeno), por ello la necesidad del an√°lisis y certificaci√≥n de los productos rotulados como tales con m√©todos de muy alta eficiencia y confiabilidad. En este sentido, el Ministerio de Salud


Alimentos Aconsejados

Leche y l√°cteos: Leche y derivados: yogur natural, natural azucarado y natural edulcorado (tanto normales como desnatados), cuajada, petit suisse natural y natural
azucarado, todo tipo de quesos (de marca y con registro de Sanidad) incluidos los
quesos fundidos para untar (sólo de queso, sin adición de hierbas y sabores). Carnes, pescados, huevos y derivados: Carne. Jamón serrano y jamón cocido de calidad "extra o primera" (comprobar etiquetado). Todo tipo de pescados y mariscos frescos: Pescados y mariscos congelados al natural o rebozados en harinas sin gluten.

Conservas de pescado: en aceite de oliva, en aceite vegetal (soja o girasol), al natural, ahumadas, salmueras (agua y sal).

Cereales y derivados: Arroz, maíz, mijo y sorgo. Harinas de arroz, maíz, patata, algarroba y almidón de trigo especial para celiacos que llevan incorporado el símbolo internacional sin gluten (espiga arrada dentro de un círculo). Pasta italiana: Productos de bollería y panadería especiales para celiacos elaborados con harinas y cereales permitidos. Salvado de cereales, tapioca pura, cereales de desayuno "sin gluten".



Patatas y legumbres: Patatas frescas, legumbres frescas o secas, al natural.

Verduras y hortalizas: Frescas todas, al menos una ensalada al día. Congeladas sin precocinar siempre y cuando especifiquen los ingredientes. Conservas vegetales al natural, cocidas, deshidratadas y en salmuera o aquellas que incluyan aditivos
autorizados. Salsa de tomate natural.

Alimentos Permitidos

(Consumo moderado y ocasional)

Leche y l√°cteos: Productos l√°cteos caseros: flan, arroz con leche y natillas.

Frutas: Confitadas y en alm√≠bar (que a√Īadan az√ļcar y √°cido c√≠trico), frutas glaseadas (fruta, jarabe de az√ļcar y glucosa).

Cereales y derivados: Patatas fritas tradicionales, elaboradas √ļnicamente con patata, aceite vegetal y sal. Palomitas.

Carnes y derivados: Carnes semigrasas (pierna de cerdo o cordero, hamburguesa en la
que se conozcan todos los ingredientes), hígado, bacon.

Grasas: Nata o crema de leche, manteca, sebo.

Bebidas: Caf√©, descafeinado, bebidas alcoh√≥licas de baja graduaci√≥n (vino y sidra), seg√ļn costumbre. Cerveza no. Refrescos: Gaseosa, sif√≥n, bebidas
carbónicas de limón, naranja, cola, tónica, bitter.

Otros productos:

Encurtidos: Pepinillos, cebolletas en vinagre‚ĶAceitunas: con/sin hueso y rellenas. Az√ļcar, miel, chocolate y cacao puros, mermeladas, confituras que utilicen como espesantes pectina de manzana o c√≠trico (E-440-autorizado) y goma de garrof√≠n (E-410). - Frutos secos.

La Respuesta Dietética

El tratamiento de esta enfermedad es exclusivamente diet√©tico y consisten en eliminar los cereales que contienen gluten y los productos elaborados a partir de ellos. Es preciso eliminar cantidades muy peque√Īas de gluten en la alimentaci√≥n.

El uso extendido de emulsionantes, espesantes y otros aditivos derivados de granos que contienen gluten en alimentos procesados comercialmente, puede complicar el cumplimiento estricto de la dieta sin gluten. Cuando se elimina el gluten de la dieta, la persona alcanza un buen estado nutritivo en un periodo de varias semanas o meses y persona alcanza un buen estado nutritivo en un periodo de varias semanas o meses y desaparece la sintomatología.

Al inicio de la enfermedad puede aparecer intolerancia transitoria a la lactosa, y a veces también intolerancia temporal frente a la grasa. En estas etapas iniciales debe realizarse un control de lactosa y grasa. Cuando se hayan controlado los síntomas, hay
que a√Īadir leche y productos l√°cteos de manera progresiva a la dieta, y puede aumentarse el nivel de grasa valorando la tolerancia individual. Por otra parte, ser√° necesario conocer de forma correcta el etiquetado de aquellos alimentos que pudieran
contener gluten entre sus componentes.

Recomendaciones Dietéticas

Una alimentación variada y equilibrada, para evitar carencias nutricionales.

Fomentar el consumo de alimentos naturales que no contengan gluten (cereales sin gluten: arroz, maíz, mijo y sorgo, verduras y hortalizas, frutas, legumbres, leche y derivados, carnes, pescados y huevos), reservando el consumo de productos manufacturados denominados "sin gluten" para casos o situaciones concretas.

Utilizar sustitutos de pan sin gluten (arroz, maíz, patatas y legumbres) para mantener una ingesta adecuada de hidratos de carbono y calorías

Se permiten hasta 5 huevos a la semana preparados de forma que faciliten la digestión: tortilla francesa, tortillas variadas o revueltos elaborados con poco aceite, huevo escalfado, pasado por agua o a la plancha.

Cuando existe intolerancia transitoria a la lactosa, probar tolerancia ante el yogur y queso, y si persiste recurrir a productos libres de lactosa que existen en el mercado


Leer atentamente las etiquetas de los alimentos y evitar aquellos que enumeren cuestionables ingredientes que no puedan verificarse como libres de gluten por el fabricante.

Si uno de los ingredientes mencionados en el apartado de "alimentos a excluir" est√° expuesto en la etiqueta, la ausencia de gluten debe verificarse con una lista actualizada del producto, o es preciso llamar o escribir a la compa√Ī√≠a para solicitar informaci√≥n
actualizada sobre el contenido en gluten. Cuando los ingredientes no están descritos en la etiqueta, hay que contactar con el fabricante para conseguir la información completa sobre los ingredientes sobre los ingredientes.

¬ŅC√≥mo cocinar y Condimentar?

Preferir aquellas técnicas culinarias menos grasas: con agua -cocido o hervido, vapor, escalfado-, rehogado, plancha, horno y papillote. Utilizar moderadamente los fritos, rebozados (en huevo y harina de maíz), guisos y estofados (desgrasar en frío, mejora
su conservación y su calidad nutricional).

Limitar la grasa de condimentación: aceites, mantequilla, margarina, nata y crema de leche, manteca, mayonesa casera, salsa con huevo-queso-nata u otros ingredientes
grasos. Para que la comida resulte más apetitosa se pueden emplear diversos condimentos naturales: albahaca, hinojo, comino, estragón, laurel, tomillo, orégano, perejil, mejorana, pimienta, pimentón, azafrán puro, no sucedáneos de azafrán. El
vinagre (de vino y de manzana) y el aceite (oliva y semillas) pueden ser macerados con hierbas arom√°ticas.


ADEM√ĀS‚Ķ (no todo es comer)

Llevar a cabo unos hábitos de vida saludables, dormir diariamente un mínimo de horas, practicar de forma regular ejercicio físico y evitar situaciones habituales de estrés emocional, contribuyen positivamente al mantenimiento de un buen estado de salud.
Acudir a reuniones de personas con el mismo problema, ayuda a compartir las propias experiencias y enriquecerse con los conocimientos de los dem√°s.

Tratar de mejorar los conocimientos acerca de la enfermedad: acudir a charlas o sesiones informativas que se propongan dentro de la comunidad a la que se pertenece, en la que ofrezcan nuevos conocimientos o perspectivas acerca de la enfermedad: tratamiento farmacológico, dieta, apoyo psicológico u otros temas
de interés.

Las asociaciones de celíacos de cada comunidad (en el caso de que la haya, sino se puede llamar a la estatal) poseen listados de marcas de alimentos procesados (por ejemplo: jamón cocido, salsa de tomate, diversos embutidos, etc.) que se pueden consumir sin peligro pues están exentos de gluten.

Recomendaciones para la familia del Celíaco

Luego de un largo recorrido, por fin sabemos que tiene nuestro hijo, ES CEL√ćACO.

Sentimos alivio al conocer el diagnóstico pero también aparecieron los temores
respecto a la futura forma de vida. Surgen diferentes sentimientos: bronca, impotencia, soledad y una pregunta que nos preocupa: ¬ŅQu√© hacemos ahora?

El primer paso es informarse de qué se trata la celiaquía; nos ayuda a tranquilizarnos y armar una nueva forma de vida familiar.

Visitar peri√≥dicamente al m√©dico, realizar todos los estudios correspondientes al ni√Īo, a los hermanos y a los padres. Ser cel√≠aco obliga a dejar de comer (y de probar) alimentos que tengan gluten de trigo, cebada, centeno y avena.

Informarse periódicamente sobre los productos alimenticios permitidos (mediante nuestra lista actualizada mensualmente).

Aceptar que es una enfermedad PARA TODA LA VIDA, y que la salud depende del cumplimiento estricto de la dieta. Informar la situaci√≥n, en primer lugar al ni√Īo y a todos los familiares que conviven en la casa. En segundo lugar, a parientes, amigos,
maestros, vecinos y todos aquellos que se relacionen con el ni√Īo.

Pedir que lo ayuden a realizar estrictamente su dieta. De esto depende su crecimiento y una vida sana. El ni√Īo tiene derecho, puede y debe llevar una vida normal y feliz, manteniendo la dieta sin gluten, adaptando su h√°bito alimenticio a su vida escolar, social y deportiva. Es muy importante que el cel√≠aco, poco a poco, aprenda a cuidarse a s√≠ mismo, d√°ndose la posibilidad de comer, como alternativa, otros alimentos nutritivos libres de gluten que le resulte gratificante;

Cada familia debe acomodar la dieta a su propia rutina, buscar formas para resolver qu√© hacer en cumplea√Īos, vacaciones, salidas con amigos, logrando acuerdos entre padres e hijo. Al cel√≠aco no le sirve que le tengan pena, habr√° que cuidarse de no
consentirlo, ni de tratarlo como discapacitado.

Aquí tienes información mucho mas detallada

http://www.sentirsebien.org/CELIACOS.html

De

http://www.sentirsebien.org

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →