La Fotografía, Heredera de la Buena Pintura

Cuando aparece la fotografía, le llega el declive y casi su desaparición a la pintura, si la pintura o parte de ella fue un arte y de estilos diferentes, es lo que le ocurre hoy a nuestra fotografía.

Pepe G
Pepe G
8 de abril · 334 palabras.
Lo normal, es presentar la historia de la fotograf√≠a como una sucesi√≥n progresiva de conquistas, cuyo √ļltimo objetivo se referir√° a la negaci√≥n de su origen, de su pecado original: el haber nacido joven. Arte joven, con los a√Īos alcanzar√≠a su edad dorada. Ya se sabe... la juventud es una enfermedad que se cura con los a√Īos. As√≠, parad√≥jicamente, el envejecimiento de la fotograf√≠a se convierte en la condici√≥n de posibilidades para la fotograf√≠a de hoy. Pero hay algo de verdad en todo esto: el reconocimiento de que la fotograf√≠a, est√° en el origen padeciendo una negatividad constitutiva: la irremediable debilidad de lo que aparece con signo de una modernidad. Nadie escapa a lo moderno: cuando surge lo aut√©nticamente nuevo, todo cuanto se desv√≠a del camino abierto por esa novedad, se presenta como agotado, falto de energ√≠a.

Después de la fotografía, la pintura no pudo seguir en los cauces de lo tradicional, a riesgo de parecer agotada, falta de nervio. La fotografía anula la tradición de la pintura, prende fuego a sus naves. Que la pintura no pudo resistir a la fotografía, es un hecho tan indudable que, extraviados los fotógrafos, por el interés de formar una tradición, renunciando a su novedad para tener el concepto de arte, que ella misma liquidaba, podría además confirmarse que la mejor fotografía, al menos en el diecinueve, la hicieron los pintores.

Pero debemos preguntarnos, ¬Ņpuede hoy la fotograf√≠a resistir a la pintura? ¬Ņpuede la pintura resistir a la fotograf√≠a de hoy?

Cuando fue autentica la fotografía, fue porque supo encarnar la distancia, entre el arte y la sociedad, su tarea, la que la mantiene en los límites de la debilidad de su inicio, es aquella que grita por sus poros que el arte es promesa quebrada. En tanto en cuanto la miseria de lo social de la que el arte extrae su sentido, se mantenga, la fotografía parece estar obligada a mantenerse específicamente separada del arte.
 
Fotografo de bodas Barcelona 

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →