Cómo Enseñar Alemán a los Niños en Forma Creativa

Los niños captan su lengua materna a medida que crecen, al ver a las personas que los rodean cómo interactúan, oyéndoles hablar. De esa forma van elaborando el significado, para luego imitar sonidos, y finalmente aprenden a hablar.

Ana Jones
Ana Jones
29 de mayo · 361 palabras.
Los niños captan su lengua materna a medida que crecen, al ver a las personas que los rodean cómo interactúan, oyéndoles hablar. De esa forma van elaborando el significado, para luego imitar sonidos, y finalmente aprenden a hablar. Este proceso es natural, y aprovecha la energía creativa de un niño y su capacidad de aprender. También es un proceso que puede ser aprovechado para ayudar a un niño a aprender un segundo idioma, como el alemán.
Una de las quejas que los estudiantes adultos hacen sobre el alemán es cuán difícil puede resultar la gramática y la dureza de los sonidos. Estos son escollos que pueden hacer que el aprendizaje de un idioma se torne mucho más difícil para los adultos, pero pueden ser fácilmente superados en la enseñanza de los niños, lo que les permite aprender sin obstáculos.
Al igual que en el idioma español, los sustantivos alemanes tienen un género (el masculino, el femenino o neutro), que no está necesariamente relacionado con el género de la cosa a que se refiere. El ejemplo dado a menudo es el de la palabra para “muchacha”. La chica puede ser femenina, pero la palabra de la muchacha es neutra.
Mientras que los adultos pueden encontrar extremadamente difícil aprender sobre este tipo de irregularidades, es probable que la mayoría de los niños las aprendan sin esfuerzo, de forma natural, así identificando las palabras para los objetos sin tener que preocuparse de ello. Apuntando a los objetos y nombrarlos en alemán, o simples libros para colorear son formas visuales creativas para aprender palabras básicas alemanas sin atascarse en las reglas sobre el género, declinaciones, y los cambios de significado del singular al plural, cuestiones que luego en la vida puede aprender más formalmente.
Otra forma de ayudar a los niños un poco más grandes a aprender alemán es realizando cursos de idiomas en Alemania. Una breve estadía puede hacer que un niño que apenas domine un puñado de palabras rápidamente gane en fluidez y adquiera una gran soltura en su alemán hablado, lo cual redundará en una enorme ventaja comparativa luego en la vida adulta.

 Kells College: cursos de idiomas en Alemania. 

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →