El Otro Vinilo, el Iniciador

Por el momento el vinilo goza de una segunda juventud, llena de vitalidad aunque mucho más minoritaria. Si el CD vendió la durabilidad y la fidelidad de sonido como principales atributos, el vinilo se mueve por parámetros más sentimentales.

Pepe G
Pepe G
1 de julio · 513 palabras.
¬†¬ŅQui√©n no recuerda su primer disco de vinilo all√° por los ochenta? Ya fuera un LP de Alphaville, Culture Club o Madonna, rasgar cuidadosamente el pl√°stico protector y extraer el sobre de papel con el disco era todo un rito para la generaci√≥n que ahora idolatra cada nuevo iPod. Su muerte fue anunciada por todos, pero el vinilo no solo se mantiene vivito y coleando, sino que durante los √ļltimos a√Īos sus ventas en EE UU casi se han duplicado anualmente frente al inexorable declive del CD.

All√° por 1982 pudimos contemplar por primera vez un nuevo formato que con sus irisaciones met√°licas nos promet√≠a un futuro libre de ruidos anal√≥gicos. Era el fin, dec√≠an, el vinilo estaba condenado a desaparecer desintegrado por el l√°ser del disco compacto. Durante los a√Īos noventa las grandes obleas negras se atrincheraron en las maletas de los DJ‚Ä≤s. Sobre sus surcos quedaron grabados anal√≥gicamente los sonidos m√°s modernos de la √©poca. Desde el acid house al drum‚Ä≤n‚Ä≤bass, la m√ļsica m√°s innovadora viv√≠a en la paradoja de prosperar en un formato nacido en las postrimer√≠as del siglo XIX de la mente de Emile Berliner, que invent√≥ las grabaciones fonogr√°ficas en disco y no en un cilindro como en el sistema de Thomas Edison.

Las ventas crecieron un 89% entre 2007 y 2008 en EE UU seg√ļn concluye la consultora Nielsen en un estudio sobre el mercado musical. Este crecimiento fue, en gran parte, debido al √©xito del disco In Rainbows de Radiohead, que curiosamente se lanz√≥ inicialmente en forma de descarga digital a un precio que decid√≠a cada usuario. Sin embargo el vinilo representa √ļnicamente el 0,01% del total del mercado musical, a a√Īos luz del esplendor de anta√Īo. Pero la repercusi√≥n medi√°tica que tuvo el incremento en ventas nos revela una de las razones por las que el vinilo sigue con vida: se ha convertido en un arma de marketing de primera categor√≠a.
Pero los verdaderos embajadores siguen siendo los disc jockey profesionales que pasean sus maletas de discos por las cabinas de medio mundo. "Los otros DJ escuchan nuestros temas en vinilo y luego los compran como descargas en tiendas online especializadas como Beatport".

La estrategia funciona. De su gran √©xito, Evolve, canci√≥n del a√Īo en el g√©nero minimal, 7 Noise vendi√≥ 19.000 copias en formato descarga digital y casi 2500 copias del correspondiente vinilo. No est√° nada mal para un formato con m√°s de cien a√Īos a sus espaldas.
Nadie se atreve a pronosticar cu√°nta vida le quedan a los doce pulgadas y a los singles. Los formatos desaparecen r√°pidamente y sin avisar, como la no tan a√Īorada cassette o el Betamax. Puede que dure lo mismo que al CD. Lo que dure nuestra generaci√≥n y alguna m√°s que venga detr√°s.

Por el momento el vinilo goza de una segunda juventud, llena de vitalidad aunque mucho más minoritaria. Si el CD vendió la durabilidad y la fidelidad de sonido como principales atributos, el vinilo se mueve por parámetros más sentimentales.

 vinilos infantiles bebe

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →