Cómo Mantener tu Piscina en Buen Estado

Recogemos unas recomendaciones para que tu piscina siempre esté lista para bañarte siempre que lo desees sin correr ningún riesgo de accidentes ni enfermar.

Click Bloging
Click Bloging
12 de julio · 353 palabras.
En estos días calurosos, poder disfrutar de un baño refrescante en nuestra propia piscina es un lujo que muchos tienen al alcance. Sin necesidad de desplazarse ni tener que compartir espacio con una gran cantidad de desconocidos, aliviar las altas temperaturas en el agua de la piscina de casa en cualquier momento se agradece especialmente en estas fechas.
Sin embargo, para poder usar la piscina con todas las garantías de que no sufriremos ningún percance y que el agua se encuentra libre de microorganismos patógenos que pudieran provocar una enfermedad a algún miembro de la familia.
El cuidado de la piscina no sólo debe realizarse en verano si no que durante los meses de invierno debemos aprovechar a realizar ciertas tareas relacionadas con el mantenimiento y reparación de piscinas, sobre todo aquellas que requieran un vaciado del vaso.
Antes de darse los primeros baños durante los meses de calor es necesaria asegurarse que tanto las paredes como el fondo de la piscina no presentan ninguna grieta ni fuga. Para ello, revisa a conciencia toda la superficie y, en caso necesario, recurre a un profesional para que arregle los desperfectos.
La limpieza del vaso se debe realizar antes de proceder al llenado y después de forma periódica utilizando bien un instrumento manual que nos permita llegar a todos los rincones, bien un robot limpiador diseñado específicamente para esta tarea. Además cada día deberemos eliminar todos aquellos cuerpos extraños que se encuentren flotando en la superficie como pueden ser hojas de los árboles, restos vegetales e insectos.
Por último, para conseguir que nuestra piscina se mantenga en buen estado no debemos olvidar añadir sustancias que aseguren que las condiciones higiénicas de la misma son las adecuadas e impidan la proliferación de microorganismos y algas que podrían poner en peligro nuestra salud y la de nuestra familia.  
 El cuidado de la piscina no sólo debe realizarse en verano si no que durante los meses de invierno debemos aprovechar a realizar ciertas tareas relacionadas con el mantenimiento y reparación de piscinas, sobre todo aquellas que requieran un vaciado del vaso.

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →