馃憗 Está leyendo nuestra sección de Psicología (Salud y Medicina). Los artículos en nuestro sitio no dispensan asesoramiento médico, legal o financiero. La información presentada aquí es para fines educativos o de entretenimiento solamente. El lector es responsable de sus propias acciones en caso de utilizar cualquier información contenida en este sitio.

El Psicologo y los Adolescentes

Lo cierto es que, como ha demostrado claramente el estudio de seguimiento de Jessor, Donovan y Costa (1991), la mayor implicación en conductas problema en la adolescencia y juventud, se relaciona con tener luego también mayor cantidad de conductas problema en la vida adulta.

Pepe G
Pepe G
24 de julio · 768 palabras.
聽Se han planteado distintas teor铆as etiol贸gicas o con un intento explicativo global acerca del consumo de drogas. 脡stas se han centrado fundamentalmente en adolescentes por ser la edad en la que las personas se inician en el consumo de drogas. Podemos afirmar que hay un considerable acuerdo, tal como reflejan los modelos y teor铆as explicativas sobre el consumo de drogas, de que el problema del uso y abuso de drogas no se da aisladamente.

Es habitualmente un elemento m谩s de otras conductas problema que tiene el individuo. 脡stas pueden ir desde factores de predisposici贸n, fracaso escolar o bajo rendimiento acad茅mico (Takanishi, 1993), pobreza (Jessor, 1993), problemas familiares, problemas y trastornos psicol贸gicos, etc., por citar s贸lo algunas de las m谩s importantes. Tambi茅n hoy sabemos, que en los adolescentes los problemas de salud f铆sica, est谩n interrelacionados con los problemas de salud mental (Kazdin, 1993). Lo cierto es que, como ha demostrado claramente el estudio de seguimiento de Jessor, Donovan y Costa (1991), la mayor implicaci贸n en conductas problema en la adolescencia y juventud, se relaciona con tener luego tambien mayor cantidad de conductas problema en la vida adulta, lo que sugiere una continuidad en la implicaci贸n en las conductas, problema a lo largo del tiempo. De ah铆 que la prevenci贸n sea conveniente aplicarla en edades tempranas.

DROGAS Y ADOLESCENCIA

La adolescencia es una edad cr铆tica para la formaci贸n de la persona. En la misma tiene que desarrollarse a nivel f铆sico, emocional, social, acad茅mico, etc. La b煤squeda de la autonom铆a e identidad son elementos definidores de la misma. Esto se va a ver favorecido o no por su historia previa, por el apoyo/no apoyo y comprensi贸n de su familia, existencia o no de problemas en la misma, grupo de amigos, etc. Tampoco se debe olvidar que la adolescencia es un largo per铆odo de tiempo que luego continuar谩 en la vida adulta.

El consumo de drogas es uno de los aspectos con el que se tiene que enfrentar y decidir la persona en funci贸n de su medio socio-cultural, familiar, de sus amigos, etc. Debemos ser conscientes de que la experimentaci贸n con las drogas se ha convertido en un hecho habitual en los adolescentes de las sociedades desarrolladas (Blackman, 1996). Un gran n煤mero de ellos experimentan con el tabaco y el alcohol, en un lugar intermedio el hach铆s, y en menor grado con otras sustancias, como ya hemos visto anteriormente. Una experimentaci贸n temprana con estas sustancias facilita la posterior experimentaci贸n con otras sustancias. Saber convivir con las drogas (Funes, 1996) y saber que un porcentaje muy elevado de adolescentes van a consumir drogas, es un hecho que hay que saber, conocer y reconocer, para poder actuar y ayudar a estas personas.

Todo ello, sugiere la relevancia de la etapa adolescente respecto al inicio en el consumo de drogas. Lo cierto es, que la historia se ha acelerado en el 煤ltimo siglo, respecto a los siglos anteriores y en cada d茅cada o dos d茅cadas tenemos una generaci贸n nueva o cohorte nueva que se diferencia de la anterior en gustos, modo de vestir, metas, etc. Algunos autores han analizado este fen贸meno en Norteam茅rica, sugiriendo que all铆 la actual generaci贸n podr铆a llamarse la "generaci贸n X", contrapuesta a la anterior, la del gran boom demogr谩fico y llena de oportunidades de todo tipo, respecto a la actual. Las personas de esta generaci贸n X se caracterizar铆an respecto a la anterior por tener una visi贸n negativa sobre el futuro, baja autoeficacia escolar, poca expectativa laboral, todo lo cual favorece los problemas relacionados con conseguir la autonom铆a, la independencia y la autoidentificaci贸n (Takanishi, 1993). El modo en que nuestra sociedad trata a sus adolescentes depende, en parte, en el modo en que ella interpreta sus conductas (Quadrel, Fischfoff y Davis, 1993). Una explicaci贸n ampliamente extendida es, que los adolescentes llevan a cabo conductas de riesgo, que ellos ignoran o que infraestiman, pero que probablemente tengan consecuencias negativas. Esta es la hip贸tesis de la invulnerabilidad percibida (por ej., la creencia que existe entre los adolescentes de que no tienen que utilizar anticonceptivos porque las relaciones sexuales no van a producir el embarazo, poder adquirirse el VIH, etc.). Sin embargo, esto que le ocurre a los adolescentes, les ocurre de igual modo a los adultos.

Por ello Quadrel et al. (1993) salen en defensa de los adolescentes, dado que se quiere llevar a cabo con ellos un paternalismo que los estigmatiza, les niega sus derechos a gobernar sus propias acciones, verlos como un problema social, y pretendiendo interferir con la experimentaci贸n que es una parte esencial de la adolescencia.

聽guia psicologos madrid

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →