👁 Está leyendo nuestra sección de Enfermedades (Salud y Medicina). Los artículos en nuestro sitio no dispensan asesoramiento médico, legal o financiero. La información presentada aquí es para fines educativos o de entretenimiento solamente. El lector es responsable de sus propias acciones en caso de utilizar cualquier información contenida en este sitio.

Rutina de Ejercicios y Postura

Uno de los factores esenciales para mantener una postura adecuada es ser cuidadosos en la planificación de los ejercicios que nos planteamos para nuestro desarrollo corporal.

Marcelo Rodriguez
Marcelo Rodriguez
30 de julio · 751 palabras.
Uno de los factores esenciales para mantener una postura adecuada es ser cuidadosos en la planificación de los ejercicios que nos planteamos para nuestro desarrollo corporal. Dicho de otra forma algunos ejercicios que talvés son beneficiosos o adecuados para una persona resultan contraproducentes para otras, más aún cuando el entrenamiento se realiza de forma seria y comprometida.
Nuevamente hay que tener en cuenta el “principio de la individualidad de las cargas” que afirma que cada individuo tiene características morfológicas diferentes y únicas respecto a otras personas, así como también su tolerancia al esfuerzo, su tiempo de recuperación, su componente genético entre muchos otros factores que influyen en el rendimiento deportivo. Es preciso que sepamos que no todos los ejercicios son aconsejados para todas las personas y no es cuestión de fortalecer cualquier grupo muscular de forma aleatoria sin tener en cuenta algunas indicaciones que intentaré desarrollar más abajo.
Nuestra postura habla mucho y aunque no parezca refleja el estado emocional de las personas y la actitud ante la vida, es así que podemos encontrar personas tímidas y retraídas que se manifiestan “cerradas al mundo” o personas extrovertidas que parecen saber de dónde vienen y a hacia donde van, seguras de sí mismos y aceptadas socialmente. El ser humano es un ser social y no podemos escapar a esta realidad, es por ello que debemos buscar en todo momento trabajar sobre un correcto equilibrio y alineación de cada segmento corporal para de esta forma movernos de forma más eficiente y sentirnos “cómodos” en nuestro propio cuerpo.
De aquí es que pensé en describir y explicar al menos dos ejercicios que se realizan con frecuencia y que suelen ser “enemigos” de la alineación postural y me gustaría que si los está realizando en su rutina de ejercicios, trate de ser cuidadosa/o en su ejecución. Trataré de darle algunas recomendaciones, para no tener problemas posturales serios.
Recomendaciones para cuidar su postura
En líneas generales quiero dejar algunas recomendaciones para que las tenga en cuenta en su rutina de ejercicios.
- Considere siempre trabajar músculos agonistas y antagonistas: que quiere decir esto? Que cada vez que ejercite un grupo muscular intente hacerlo también con el músculo que hace la acción opuesta, por ejemplo si trabaja los bíceps (músculos de la parte anterior del brazo) procure también trabajar los tríceps (músculos de la parte posterior del brazo). Para que quede claro entonces debe trabajar tanto la parte de adelante del brazo como la parte de atrás para no favorecer el acortamiento de un grupo muscular sobre el otro.
- Siempre realice estiramientos al finalizar la sesión de ejercicio y hágalo para cada grupo muscular en particular.
- Mucho cuidado con aquellos ejercicios con los cuáles nos sentimos demasiado a gusto, ya que si abusamos de ellos podemos favorecer la desalineación postural. Nunca debemos sobre ejercitar un grupo muscular. La estrategia es la variabilidad y en estos casos casi siempre “más no es mejor”.
Ejercicios poco recomendables
1) Ejercicios para pectorales: los ejercicios que trabajan los pectorales (músculos del tórax) como las flexiones de brazos o “lagartijas” suelen llevar los hombros hacia adelante propiciando la antepulsión de hombros. Dicho en otras palabras, si insistimos todos los días sobre este ejercicio, no estiramos correctamente y no se hacen ejercicios llamados compensatorios (que equilibren nuestra postura) podemos conseguir que nuestros hombros tiendan a colocarse más adelantados que lo habitual con las consecuencias que ello conlleva.
2) Ejercicios abdominales mal aplicados y haciendo caso omiso al estado físico de la persona. Los ejercicios abdominales en general suelen ser muy recomendados para fortalecer la zona central del cuerpo. Esto es muy necesario para el común de las personas y más aún para prácticamente cualquier deporte que se practique. Ahora si se realizan mal, por ejemplo a piernas extendidas pueden producir una hiperlordosis lumbar que hará que la curvatura lumbar natural se vuelva demasiado acentuada. Esto hará a su vez que las otras curvaturas de la columna deban compensar esta nueva curvatura para lograr un equilibrio. En definitiva la alineación natural tenderá a perderse y la postura entonces dejará de ser adecuada.
En fin, intenté a modo de ejemplo graficar que no es conveniente hacer ejercicios por hacer sino hacerlo de forma correcta, respetando la técnica y las cargas de trabajo para no tener luego que lamentar. Si tiene dudas consulte una persona especializada o procure informarse sobre el tema.

Prof. Educación Física
Entrenador Deportivo Certificado
Experto en Rutina de Ejercicios

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →