👁 Está leyendo nuestra sección de Medicina Alternativa (Salud y Medicina). Los artículos en nuestro sitio no dispensan asesoramiento médico, legal o financiero. La información presentada aquí es para fines educativos o de entretenimiento solamente. El lector es responsable de sus propias acciones en caso de utilizar cualquier información contenida en este sitio.

Relajación y Meditación para el Estrés

como relajarse y meditar para disminuir el estrés. Ejercicio físico, tensión muscular y aprender a meditar.

Juan Rs
Juan Rs
8 de agosto · 549 palabras.
Para conseguir relajarnos o meditar podemos utilizar muchas técnicas, en este artículo vamos a dar unas herramientas que nos van a facilitar conseguir nuestro propósito. La primera sería el esfuerzo físico, algo muy básico y que nos permite liberar estrés como un primer paso para aprender a meditar.

El esfuerzo físico se convierte en una destacada herramienta para llegar al relax y meditación. Varios estudios determinan que el ejercicio moderado y habitual genera importantes cambios en nuestro organismo, dando un estado de felicidad significativo, así como una ayuda para obtener un estado de relajación en nuestra persona.

Los individuos que hacen actividad física, ya sea de forma moderada o intensa, tiene un estado de ánimo más asentado por lo que tienen más facilidad para esquivar las depresiones y el estrés, lo que les permite aprender a meditar de forma sencilla. La actividad física es un ejemplo para todos nosotros y un buen estilo de vida que nos habilita crecer como personas y también un punto de inflexión de cara a nuestro desarrollo personal.

El hacer deporte disminuye los niveles de las hormonas del estrés del organismo, tales como la adrenalina y el cortisol. Además ayuda la generación de endorfinas, sustancias químicas del cerebro que son los analgésicos normales del ser humano y elevadores del estado de ánimo. Las endorfinas son las fomentadoras de sentimientos de relajación y bienestar que acompañan varios entrenamientos. Además junto a lo anterior, el ejercicio ayuda a la mejora de nuestra personalidad, por lo que se acrecenta nuestra autoconfianza, unido a los efectos anteriores de relajación.

Es reseñable que no es necesario ser una persona con unas grandes características atléticas para poder conseguir a las bondades anteriores, así lo corrobora la Universidad de Harvard que ha denominado el término de la “musculación meditativa”como un interesante paso para aprender a meditar.

Esta técnica se viene aplicando en los seminarios para aprender a meditar y que consiste en trabajar ejercicios de estiramiento que que consiguen relajar los músculos después de tensarlos, fomentando de paso relajar la cabeza, en cierta manera, se crea una conexión entre la relajación muscular y mental. Se interactúa sobre los músculos estresados, con ejercicios de presión, tensión y estiramiento, por lo que al conseguir la relajación de nuestros músculos, somos capaces de trabajar con el cuerpo para paliaar estrés ya sea mental o emocional.

También un sencillo ejercicio de andar de unos 30 minutos diarios puede tener similares efectos que la musculación meditativa.

El estrés mental hace que nuestro metabolismo se encuentre poco flexible, así como nuestros músculos lo que dificulta sobre manera que consigamos relajar. Las parte de nuestro cuerpo se vuelven muy duras por lo que es poco fácil el estar cómodos, las partes de nuestro físico son muy rígidas.

El estrés Mental puede generar síntomas estomacales de acidez, calambres o diarrea. También la conocida opresión en el pecho junto a una respiración insuficiente o incluso con hiperventilación, por lo tanto un estrés Mental produce un estrés muscular, por lo que estamos capacitados para revertir el ciclo, y así un esfuerzo físico puede acabar con esta tensión muscular y a su vez ayudar a disminuir o hacer desaparecer el estrés de los pensamientos o mental.

 aprender a meditar en Madrid

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →