Todo Lo Que Quieras Saber, Esta en las Paginas Web

Internet ha cambiado la forma de buscar información, tanto a usuarios como a investigadores, así como a los gestores de la información, favoreciendo el desarrollo de múltiples sitios web cuyas características de calidad y contenidos son muy variables.

Pepe G
Pepe G
15 de agosto · 548 palabras.
El aumento de los contenidos presentes en Internet es imparable, utiliz谩ndose como fuente de informaci贸n por millones de usuarios, debido a varias caracter铆sticas que tiene la red: rapidez, comodidad, accesibilidad, actualizaci贸n, bajo coste e interactividad (Gagliardi; Jadad, 2002; Kinm, 1999).

El porcentaje de poblaci贸n que utiliza Internet es cada vez mayor, siendo del 55 % en el caso de la Uni贸n Europea y del 44 % en Espa帽a. Centr谩ndonos en la informaci贸n sanitaria, hasta un 23 % de los internautas de la Uni贸n Europea utiliza la p谩gina web para conseguir informaci贸n sobre la salud, mientras que en Espa帽a el porcentaje es del 28 % (INE, 2008).

A pesar de la juventud de Internet, esta red se ha convertido en una de las principales fuentes de informaci贸n sanitaria (Jadad, 2001), ofreciendo una amplia cobertura con una accesibilidad muy r谩pida (Kinm, 1999; Gagliardi; Jadad, 2002).

Internet ha cambiado la forma de buscar informaci贸n, tanto a usuarios como a investigadores, as铆 como a los gestores de la informaci贸n, favoreciendo el desarrollo de m煤ltiples sitios web cuyas caracter铆sticas de calidad y contenidos son muy variables. De hecho, es cada vez m谩s dif铆cil seleccionar la informaci贸n y, sobretodo, que los resultados obtenidos sean de calidad (Jadad; Gagliardi, 1998).

Diversos autores han se帽alado que, aunque Internet nos ofrece acceso a revistas electr贸nicas, bases de datos, foros, listas de discusi贸n, bibliotecas digitales, etc., este hecho no aumenta la eficacia en la gesti贸n de la informaci贸n sanitaria (Bravo, 2003; Azpilicueta et al., 2007; Gagliardi; Jadad, 2002). Teniendo en cuenta el volumen de informaci贸n sanitaria disponible y la desigualdad en la calidad de la informaci贸n sobre salud, los usuarios no saben seleccionar los recursos que les pueden ofrecer informaci贸n sanitaria de calidad (Cifre, 2002; Miller; Derse, 2002).

Por lo tanto, para evaluar la calidad de la informaci贸n es necesario contar con unos criterios que permitan filtrar la informaci贸n fiable y contrastada, de la que no lo es, teniendo en cuenta las particularidades de la p谩ginas web como son los intereses comerciales, la falta de credibilidad, el f谩cil acceso y la escasa habilidad en la consulta por parte del usuario (Merlo, 2003). Diversos autores han establecido unos criterios que deben cumplir estas p谩ginas web. Por ejemplo, la informaci贸n de las p谩ginas web debe estar estructurada, clasificada y revisada, para que ofrezcan una informaci贸n fiable (Jadad; Gagliardi, 1998).

Seg煤n Purcell, Wilson y Delamothe (2002), la responsabilidad del acceso y la evaluaci贸n de la informaci贸n sanitaria depende del usuario, el cual deber谩 desarrollar una serie de habilidades y aprender a ser cr铆tico, para poder evaluar los recursos web y discernir la informaci贸n fiable de la que no lo es, seg煤n sus necesidades (Delamothe, 2000; Risk; Petersen, 2002; Nielsen, 2001; Ramos, 2004).

Internet va ganado protagonismo como fuente de informaci贸n sanitaria. El usuario deber铆a conocer si los recursos proceden de sitios web donde ha habido una evaluaci贸n o un filtrado. Mientras que a los recursos digitales de informaci贸n no se les apliquen herramientas para evaluar su calidad, el usuario deber谩 determinar por s铆 mismo la credibilidad del recurso, lo que puede resultar una tarea imposible, ya sea debido a la carencia de conocimientos o al exceso de tiempo que debe invertir para ello (Olivan; Ang贸s; Ullate, 2006).

聽dise帽o web barcelona pushinrec

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →