¿Cómo Puedo Curar Viejas Heridas en Mi Relación de Pareja?

Un tip miy interesante sobre amor y relaciones de pareja. Si quieres pasar página, empezar una nueva vida y ser feliz, sigue leyendo.

Javi Munoz
Javi Munoz
4 de noviembre · 1065 palabras.
 ¿Cómo puedes curar las viejas heridas emocionales del pasado para tener una relación saludable con tu pareja? 

Aunque sé que muchos de los problemas de mi relación están causados o agravados por viejas heridas de mi infancia o por dolorosos asuntos sentimentales, todavía no sé cómo liberarme de mi pasado. Mi marido tiene sus propios problemas, y entre lo suyo y lo mío ¡me maravilla el que hayamos podido sobrevivir juntos tanto tiempo!

¿Hay algún modo de cicatrizar las heridas del pasado para que no saboteen nuestra relación?

Esta es una de las preguntas más importantes que nos podemos hacer a nosotros mismos: ¿cómo puedo identificar y curar cualquier conducta emocional poco saludable que provenga de mi pasado para que no sabotee mis relaciones adultas? De hecho, tú ya has dado el primer paso para curarte a ti misma: reconocer la existencia de tu bagaje emocional y expresar el deseo de liberarte de él.

Desgraciadamente, la mayoría de la gente en esta vida ni siquiera admitiría que sus emociones del pasado puedan suponer un impedimento para sus vidas presentes, y por lo tanto nunca tendrán la oportunidad de experimentar lo que yo llamo la «verdadera libertad emocional». Yo defino la libertad emocional como la libertad que te permite vivir como la persona que quieres ser, y amar tanto como quieras amar.

Es la libertad del pasado lo que te permite ser lo que quieras en el presente.

Para curar el pasado, has de comprender lo que yo llamo tu «programación emocional». Tu programación emocional es un sencillo conjunto de decisiones que tú tomaste acerca de ti, de los otros y del mundo en general cuando te estabas formando como persona. Cuando niña, vienes al mundo como una pizarra en blanco. Aun cuando hayas nacido con un cierto conjunto de predisposiciones genéticas, aún no tienes experiencias que te afecten negativa o positivamente. Pero cada día de tu vida recoges experiencias y cada una de ellas te enseña algo acerca de ti mismo y de la otra gente. Ya te tratan bien, ya lo hacen rudamente; ya eres amada, ya abandonada; ya eres elogiada, ya desprestigiada.

Cada una de esas experiencias te ayudan a formarte un juicio y tomar una decisión sobre ti, sobre la gente y sobre la vida. Por ejemplo, si tus padres tienen una relación infeliz y turbulenta, y de niño no has visto más que luchas constantes entre ellos, puedes haber decidido inconscientemente: «Tengo que ser siempre buena, luego no he de hacer infeliz a la gente a quien quiera» o «no es saludable expresar mis sentimientos».

He aquí otro ejemplo.

Digamos que tu padre se mostraba emocionalmente distante y que no te hacía mucho caso. Inconscientemente puedes haber decidido lo siguiente: «No puedo confiar en la gente a la que amo» o «la gente que me quiere me abandona». Cada experiencia que has tenido como niña te ha ayudado a tomar ciertas decisiones, hasta reunir un conjunto de ellas acerca de la vida en su globalidad.

Esa colección de decisiones o creencias es lo que yo′llamo tu programación emocional. De igual manera que puedes programar un ordenador con información básica y él puede usarla para realizar tareas o solucionar problemas, así programas tu mente con esa programación emocional. Durante el resto de tu vida, ese programa afecta a tu manera de pensar, de comportarte y, sobre todo, a cómo reaccionas ante circunstancias que te recuerdan las dolorosas experiencias de la infancia.

La mayor parte de esta programación emocional se produce cuando aún eres muy joven. Los psicólogos estiman que:
  • Entre los 0 y 5 años recibes el 50 por 100 de tu programación emocional
  • Entre los 5 y 8 años recibes el 30 por 100 de tu programación emocional
Lo cual significa que hacia los ocho años ya estás programado psicológicamente en un 80 por 100. Dicho de otro modo, el 80 por 100 de las decisiones acerca de ti mismo y de los otros ya ha sido tomado.
Entre los 8 y 18 años recibes un 15 por 100 más de tu programación emocional

Luego hacia la época de tus dieciocho años ¡ya estás completa al 95 por 100! Eso sólo deja un 5 por 100 para el resto de tu vida. Puede que no parezca mucho, pero ese es el 5 por 100 con el que yo trabajo cuando ayudo a la gente a hacer cambios importantes en sus vidas. ¡Y la buena noticia es que tú puedes usar ese 5 por 100 para comprender y cambiar el otro 95 por 100!

Quizás ahora puedas comprender mejor por qué es tan fácil ignorar lo que te motiva en tu relación. El 5 por 100 de tu mente que es consciente dice: «Quiero ser una esposa cariñosa para mi marido», pero el 95 por 100 de tu mente que es inconsciente puede estar programado para rehuir la intimidad y levantar un muro que te proteja el corazón.
En mi curso por vídeo, «conseguir que el amor funcione», hablo de un proceso de curación en tres etapas que puedes usar para eliminar tu programación emocional:
  • 1. Identificar, sentir y expresar las viejas y no superadas emociones que están atrapadas en tu corazón, de modo que puedas «resolverlas, en vez de exteriorizarlas».
  • 2. Comprender tus antiguas y poco saludables elecciones amorosas y optar por otras nuevas, más saludables, que te ayuden a curarte de tus viejos miedos y a construir una nueva capacidad de confiar.
  • 3. Abrirte a nuevas y positivas experiencias amorosas que te curen del viejo dolor causado por alguna carencia amorosa.
Te sugiero firmemente que encuentres un sistema de curación emocional que incorpore tanto el nivel experimental de hacer aflorar las viejas emociones como el práctico de construir nuevos y saludables hábitos a través de la modificación de la conducta.

Sospecho que estarás pensando algo así como: «Oye, esto suena como a un montón de trabajo». Y de hecho puede ser que sí. Pero la recompensa lo merece: ¡la libertad de dar y recibir el tipo de amor que tú siempre has querido!

 Si quieres conocer la respuesta a esta y otras preguntas, te recomiendo que compres el libro de esta web http://comoseduciraunamujer.com.es/ en él encontraras distintas formas de recuperar tu relación de pareja así como el amor y la felidad.

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →