La Conciencia

Mensajes que interpreto y debo escribir, transcritos en poesia para despertar la conciencia Humana.

Joan Miranda Marques
Joan Miranda Marques
21 de junio · 526 palabras.

La voz de la conciencia

Religión es.

Ning√ļn hombre la ha creado,

buena o mala puede ser,

entenderla es lo difícil

porque maldad nunca pretende

y la bondad, a todo ser dicta,

brind√°ndole la posibilidad

de poderla entender.

Truenos, rayos, viento... forman una tormenta,

así es la vida.

Composición de circunstancias que forman el egoísmo humano,

vientos soplan en estos momentos

y truenos que ruido hacen,

desde un hemisferio a otro, sin parar,

violentando a las personas

y segándoles su visión...

Dirigentes preocupados..por su influencia conservar,

por ello soluciones buscan

para la tormenta calmar.

Ninguna solución existe, y por ello no la encontrarán.

Muchos desastres faltan,

para la solución encontrar

y la tormenta calmar,

las personas aprender

para tranquilidad lograr.

Abuso de los recursos hacen

con ello,  las personas morirán

por recursos no tener

y solo quedar√°n

los que se alimentar√°n

de la fuerza del saber.

Sabidur√≠a que ense√Īar√°n...a nuevas generaciones a nacer,

 estas aprenderán

su misión saber ver,

para poder cumplir, con generosidad y bondad en el buen hacer.

El mundo se recuperar√°

y en felicidad ganar√°,

el ciclo continuar√°

porque las personas aprender√°n

y de las tormentas se guardar√°n

Pruebas humanas nos pone la vida

en una sociedad corrupta por doquier,

pero la conciencia...

la posibilidad nos dar√° de crecer,

tentaciones la confundir√°n

y de nosotros depender√°

la interpretación que se le dé,

porque de ella depender√°

nuestro merito alcanzar,

puesto que en esta vida,

sacrificios debemos hacer

para poder llegar a tener

el mérito que debemos ganar

y en otra vida alcanzar

la felicidad que necesitamos entender. 

 

                                                                         Seudonimo: jOANETPICARON

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →