Fachadas de Casas

El color de la fachada de la casa dependerá de tus gustos personales y debes procurar que no desentone con el resto del vecindario. Si bien el color blanco es el más utilizado, hoy en día para las paredes puedes escoger dentro de una amplia gama de colores vivos evitando que sean muy estridentes.

Cristian Abeldia
Cristian Abeldia
5 de agosto · 904 palabras.
El aspecto exterior de la casa es el que dará una guía para la imagen que tendrá la gente respecto de tu hogar. Sin recargar demasiado al decorar la fachada puedes lograr que la vivienda esté presentable y ordenada.

Si estás pensando en decorar la fachada de algún espacio exterior de tu hogar, hay una serie de pasos que es conveniente considerar:

El color de la fachada de la casa dependerá de tus gustos personales y debes procurar que no desentone con el resto del vecindario. Si bien el color blanco es el más utilizado, hoy en día para las paredes puedes escoger dentro de una amplia gama de colores vivos evitando que sean muy estridentes.
La puerta de acceso puede tener su elemento decorativo, por ejemplo si es de madera puede estar tallada con un diseño profundo, si te decides por el hierro, éste acepta diferentes motivos en forja y si la opción es el vidrio, de acuerdo al tipo seleccionado será el diseño que puedas colocar. El vidrio catedral es una opción interesante ya que no permite ver hacia el interior o exterior de la casa y presenta dibujos en flores, pétalos, geométricos, etc.
Si cuentas con un jardín delantero puedes incorporar tanto plantas pequeñas como arbustos, sólo debes tener presente que si tienes entrada para vehículos la distribución de las mismas la realizarás cuidando que no interfieran con ese espacio.
En cuanto a los elementos y adornos éstos pueden variar en función a tu gusto personal. Evita recargar el espacio y busca que los elementos seleccionados armonicen con el estilo de la vivienda. A modo de ejemplo una pequeña fuente, plantas colgantes y alguna farola son elementos que van muy bien con la fachada exterior.
Si cuentas con una cerca divisoria en madera los tonos naturales estará siempre vigentes. Si tu casa presenta rejas de altura considerable puedes plantar alguna enredadera, si cuenta con flores mejor aún, para darle vida a un material tan frío. Otro elemento decorativo es otorgarle forma a los arbustos mediante la poda, y ahí se pone en juego tu creatividad.

Ya sea para renovar la imagen o simplemente porque deseas cambiar la decoración, no pierdas de vista que, más allá de los gustos personales, es conveniente que la casa se encuentre en armonía con el resto de las viviendas.

Escrito el 11.06.2009 por Mclaudia en pintura, tip del dia | Comentarios (4)

La decoración de nuestro hogar es variada y no sólo tiene que ver con interiores, sino también con exteriores. Para pintar la fachada de nuestra casa, hay que tener en cuenta varios puntos, de manera que nuestra casa se vea radiante y que su apariencia perdure por buen tiempo a pesar de los estragos del clima.

Para lograr un aspecto prolijo y duradero, necesitamos tomar algunos consejos que le darán un mejor acabado a la pintura de nuestro hogar. Es importante tener en claro nuestro estilo al momento de elegir los colores que emplearemos para no desentonar con la decoración del interior.

casa1

El primer punto es medir la las paredes que vamos a pintar. Tomamos medidas de la superficie y multiplicamos la base por la altura de esta manera obtendremos los metros cuadrados del área. Igualmente si tenemos una zona triangular, medimos la superficie y multiplicamos la base por la altura, teniendo en cuenta que la altura es la semisuma de los lados.

Al tener las medidas de cada área podremos saber cuánta pintura necesitaremos para evitar que nos falte. De ser este el caso, necesitaríamos realizar una nueva mezcla, que no será idéntica al color original, dándole un acabado desentonado a nuestra fachada.

casa2

De igual forma, si nos sobrara la pintura, perderíamos dinero, porque el material del que está compuesto tiende a descomponerse o secarse.

Una vez que tienes las medidas del área que pintarás, debes buscar en el envase, el rendimiento de la pintura para saber cuanto necesitarás.

El segundo punto es tener a la mano todos los utensilios necesarios para quitar la pintura anterior, como los removedores químicos y espátulas. No olvides utilizar una mascarilla que te proteja de los fuertes olores que desprenden, incluso de la misma pintura. Para pintar en zonas altas debes proveerte de una escalera segura y evitar los accidentes.

casa3

Retirada la pintura anterior, procedemos a emparejar con cemento o en su defecto con masilla especial para exteriores. Luego lijamos la pared hasta tenerla perfecta y lisa.

Para evitar los problemas de humedad en tus paredes puedes utilizar parches con compuestos antihumedad o hidrófugo en pasta que protegen tu pintura. Existen otros compuestos que puedes usar, debes observar el modo de empleo para que tengas buenos resultados.

Otro tip importante es el uso del fijador o sellador que permitirá que la pintura no absorba y se apague el color.

Antes de empezar a pintar debes cubrir los pisos, el enchapado, los accesorios de metal y las ventanas. En el caso de que vayas a combinar 2 colores en la misma pared, puedes separar las áreas con adhesivo especial.

Finalmente, existen diversos colores que puedes tomar en cuenta o nuevos efectos que puedes aplicar, solo ten en cuenta el estilo de tu casa para que no hagas combinaciones de las que te puedes arrepentir

Fachadas de casas

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →