La Vivienda de Segunda Mano

Hablar de la vivienda, del mercado inmobiliario y la actividad hipotecaria es en el momento actual, poner el dedo en la yaga o lo que es lo mismo, centrarnos en una de las causa-efecto de la crisis que se vive y de la que tan difícilmente nos resulta salir.

Maria Gutierrez
Maria Gutierrez
21 de septiembre · 392 palabras.
Entre abril y junio de 2011 se vendieron aproximadamente 30.000 pisos nuevos, la mitad que de segunda manos, unos 60.000. Pero, ¿por qué? ¿Acaso es el precio, en teoría menor, lo que lleva a las ofertas de pisos de segunda mano a ganar sobre la de primera? Quizás, pero hay otros motivos de igual importancia, y que tiene que ver con el concepto, con lo que es vivienda nueva y de segunda mano.

A nivel intuitivo, si pensamos en una casa de segunda mano, nos imaginamos una casa vieja. O por lo menos más vieja que una nueva. Pueden ser 5, 10 o 40 años, pero tiene que ser más antigua que una nueva, por definición, ¿verdad? Pues no, o por lo menos no del todo.

En el momento mismo de inscribir una vivienda en el registro de la propiedad, la casa deja de ser nueva. Así que si ésta pasa a manos del banco (nos podemos imaginar los motivos) dejará de ser considerada como nueva. Aunque la casa tenga 6 meses de vida.

Además, los bancos ofrecen facilidades a los compradores de su parque inmobiliario. Básicamente porque se lo quieren quitar de encima, porque necesitan disminuir la cantidad de vivienda que tienen y que no quieren en absoluto.

Teniendo en cuenta estos dos factores, quizás ya entendamos un poco mejor porqué la vivienda de segunda mano dobla a la de primera mano. Lo que, como hemos visto, no quiere decir que una sea mucho más antigua que la otra.

Y como la información es poder, sabiendo, conociendo esto, estaremos en mejor disposición al a hora de comprar un piso.

Si queremos comprar una vivienda, si tenemos dinero para hacerlo o crédito, es un momento para hacerlo. Pero como en cualquier otra fecha, no debemos dejarnos engañar por las apariencias.

Los compradores están deseando vender, los pisos están mucho más baratos que hace apenas un par de años, pero no todo es una ganga.

Buscar por nuestra cuenta está bien, pero acudir a una agencia inmobiliaria suele ser una buena idea, para estar bien asesorados. Las dos opciones no son excluyentes. Es más, estar bien informados ayudará a que sepamos qué es lo que deseamos y eso podrá facilitar el trabajo de la agencia.

ofertas de pisos

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →