Electo Comandante General, la Batalla Empieza

El país se enfrenta entre el "crimen y el desarrollo" y entre el "populismo y la democracia". Delimitado el territorio nacional como campo de batalla, con el fin del control del territorio y la erradicación del crimen. Inverosímil o realidad, suceden en las películas, pero está a punto de ser una realidad en el país -eso se espera-

Cicely Sanchez
Cicely Sanchez
15 de noviembre · 797 palabras.
 Electo Comandante General, La Batalla Empieza

Mariano Portillo
[email protected]


El país se enfrenta entre el "crimen y el desarrollo" y entre el "populismo y la democracia".

Delimitado el territorio nacional como campo de batalla, con el fin del control del territorio y la erradicaci√≥n del crimen. Inveros√≠mil o realidad, suceden en las pel√≠culas, pero est√° a punto de ser una realidad en el pa√≠s -eso se espera-, la que se podr√° sentir y ver, porque no hay otra salida, el pa√≠s est√° en la frontera de los pa√≠ses del Norte, e inmediatamente por el Sur: El Salvador, Honduras, Belice, seguidos por el resto de los pa√≠ses del istmo Centroamericano. Constituyendo estos √ļltimos, el puente que une el Sur con el Norte del continente americano.

Guatemala como sistema tiene entradas del sur -y del norte-, estas interact√ļan dentro del pa√≠s para producir salidas, muchas de estas son ilegales. As√≠ como entra insumos y materia prima necesaria para agricultura y la industria; productos de consumos nacional; igualmente entran otros que van en tr√°nsito, unos en la ilegalidad por no cubrirse las obligaciones, sino tambi√©n porque algunas de ellas son sustancia y productos prohibidos. Dando origen a la corrupci√≥n, contrabando, evasi√≥n y el narcotr√°fico. En si estamos frente a lo que se le conoce como "el crimen".

Somos literalmente un puente, que facilita tanto lo l√≠cito como lo il√≠cito. El norte quiere control y nosotros paz. Por lo mismo somos importantes internacionalmente. El sistema ser√° eficiente en el control, dependiendo de la administraci√≥n que se tenga, determin√°ndose tres opciones b√°sicamente: a) facilitar las acciones del crimen; 2) oponerse radicalmente a las acciones criminales y c) mantener una posici√≥n indiferente. A esta altura no hay otra opci√≥n viable que la segunda, aunque la tercera ha sido el denominador com√ļn de los gobiernos, porque ha sido claro, que ninguno de todos se ha pronunciado abiertamente a favor del crimen. Si fuera as√≠, seriamos el √ļnico pa√≠s del mundo, que se considerar√≠a criminal.

Somos el centro de atención por la batalla anunciada, de la que sabemos de ante mano quien será el ganador. Porque no podemos desestimar nuestras leyes, el pueblo y el ejército, que juntos son superiores y mucho más poderosos que los intereses y acciones de los criminales.

Electo el Comandante General (Presidente Constitucional de la Rep√ļblica); el ejercito fortalecido y en listados los aliados (a trav√©s de los acuerdos internacional); estar√°n listas las primeras acciones que desatar√° la batalla contra el crimen. Del 2012 - 2017 ser√° el periodo de operaciones, no deber√≠an considerarse las acciones sospechosas -por lo controversial y violenta que podr√≠an ser el principio-, porque la batalla ha sido advertida.

Esta historia terminara con el fortalecimiento de nuestra legislaci√≥n, un pueblo que disfrutara del bien com√ļn y un ej√©rcito listo para continuar con la defensa de la soberan√≠a y el sistema democr√°tico.

El liderazgo es importante para librar al pa√≠s de sus enemigos y para que no se desv√≠e la naci√≥n del objetivo central de alcanzar el desarrollo econ√≥mico y social que tanto se demanda. El nuevo presidente se encuentra justamente en un momento especial para ejercer ese liderazgo, por lo que sus posibilidades de √©xito son mayores de las que lograron los otros gobernantes de la √©poca democr√°tica reciente. Es oportuno recordarle que no olvide lo que Dijo Tito Libio -antes de Cristo- y Maquiabelo en el a√Īo 1,515: ‚Äú1) disminuir las grandes desigualdades econ√≥micas y sociales; 2) que se potencialice la participaci√≥n en la conducci√≥n del gobierno en la medida de lo posible, tomando en cuento a los representantes de las diferentes clases sociedad y 3) que el gobierno no debe dejarse conducir por un hombre superior, ni por ning√ļn grupo elite; la conducci√≥n la debe hacer el Presidente considerando las necesidades de las mayor√≠as.‚ÄĚ
A pesar que estas se dijeron y se recomendaron para la gobernabilidad hace ya mucho tiempo, los gobernante las ignoran ‚Äďmuchas veces a prop√≥sito-, tray√©ndole a √©l, a su organizaci√≥n y al pueblo, secuelas que detienen el curso del desarrollo econ√≥mico y social, en el mejor de los casos.
Lo hace aun m√°s interesante cuando uno de los ex presidente del pa√≠s ‚Äďel m√°s intelectual de todos- reconoce que es vital para la gobernabilidad y en adici√≥n recomienda la frase de un Filosofo ingl√©s: "La pol√≠tica es el instrumento humano cuya esencia es la conversaci√≥n permanente".

Creo que todos estaremos de acuerdo en el deseo de que Dios le de sabidur√≠a al presidente para que pueda hacer suyo estas recomendaciones y as√≠ conducir a la naci√≥n en la b√ļsqueda del bien com√ļn.

 Licda. Cicely Sanchez
Master en Criminologia y Criminalistica

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →