En la Mente Esta la Solución a Todos Nuestros Problemas

La mente tiene las respuestas a nuestros problemas, pero reconozcamos que el sistema educativo no nos entrena para buscar y generar las soluciones dentro de nosotros, en cambio nos enseña a HACER mil cosas para solucionar nuestros conflictos y ante un problema, el último lugar visitado es la mente.

Jose Luis Hernandez
Jose Luis Hernandez
12 de octubre · 945 palabras.
¿TIENE QUE SER ASÍ?
¿Y si la historia que nos han contado estuviera equivocada? ¿Y si las cosas pudieran ser de otra manera? ¿Y si no estuviéramos condenados a vivir una vida de carencias, limitaciones, quejas y culpas?

Y si realmente somos partes de la creación, hijos de Dios o como queramos llamarle a nuestra relación con ese algo superior, ¿Qué implicaciones tendría eso en nuestra vida diaria? ¿No deberíamos entonces vivir con mayor autoestima y esperar y luchar por cosas grandes para nuestra vida?

Hace una semana escribí un artículo sobre la creatividad. En él, hacía referencia al hecho de que los problemas muchas veces requieren más de creatividad que de trabajo arduo para ser resueltos. Y Dios nos ha dotado de un cerebro en extremo poderoso y creativo, pero debemos entrenarlo o, mejor dicho, entrenarnos en utilizar sus habilidades creativas.
Pero para que se active la creatividad, debe de haber intención y para que haya intención, debe haber una creencia o, al menos, una esperanza de que las cosas pueden mejorar. Debemos creer que merecemos vivir con mayor solvencia y que la vida no tiene que ser necesariamente una lucha sin tregua hasta que tengamos que partir.

Claro que hay obstáculos que superar, pero cuando uno lo ve bien, se queda admirado de descubrir que la mayor parte de los obstáculos están en nuestra mente, no en el mundo real. (Expresión sujeta a corrección, porque el mundo es real solo en la medida en que lo veamos como tal. Pero esto es tema de otro artículo). El obstáculo número uno que las personas sienten que no pueden vencer o superar, es la falta de dinero. Y la vida y la literatura, no solo de motivación, sino de negocios, está repleta de historias reales de personas que sin nada, han logrado alcanzar el éxito, principalmente debido a la CREATIVIDAD.
Pero, en el fondo de nuestros pensamientos, ¿Creemos que también nosotros podemos encontrar esa fuente de creatividad ilimitada o, por el contrario, creemos que ellos poseen algo que a nosotros nos ha sido negado, por alguna razón inexplicable?

Cuando uno se vuelve apasionado de estos temas de creatividad, liderazgo, desarrollo cerebral, motivación, etc. Se asombra cada vez más de la falta de coherencia entre lo que las personas dicen querer y lo que sus acciones reflejan. Por ejemplo, las personas dicen que quieren bajar de peso, pero no hacen nada para lograrlo. Dicen que quieren una mejor relación con sus hijos, pero no se administran en el tiempo para estar presentes en sus vidas. Dicen que quieren cambiar su situación económica, pero siguen haciendo lo mismo que han hecho siempre.

¿Se recuerda de la definición de locura según Albert Einstein? “Seguir haciendo lo mismo una y otra vez y esperar resultados distintos”

Pero aquí es donde las personas chocan contra un muro. Se preguntan a si mismas como pueden hacer algo distinto, si no tienen lo recursos para ello y no pueden obtener los recursos, porque no saben como hacer algo distinto. A ESTO SE LE LLAMA UN CIRCULO VICIOSO.

Y las limitaciones mentales se han vuelto tan fuertes, que tenemos las soluciones frente a nuestras narices y aun así, no las vemos y no las aprovechamos y nos justificamos de mil maneras.
Por ejemplo, nosotros, en el Instituto de Formación Tecnológica y Desarrollo Humano, nos hemos dado a la tarea de aportar algo a la sociedad, a través de talleres gratuitos sobre crecimiento humano, pero mentalizándonos de que la calidad de los mismos, tiene que ser tan buena, como si las personas estuvieran pagando una gran cantidad de dinero. Los ofrecemos por correo electrónico e incluso a través de empresas de correo masivo. ¿Resultado? Muy pocas personas reservan y de ellas, menos de la mitad asiste el día programado para el taller.

Haga usted su propia encuesta con estas dos preguntas: ¿Cuantas horas de capacitación que le permita a usted crecer como Ser Humano, ha recibido este año? ¿Cuántos libros ha leído este año? Ya sabemos la respuesta, pero le invitamos a que usted mismo la compruebe en su círculo de compañeros, amigos y familiares. ¡PERO JURAMOS QUE QUEREMOS UN MEJOR FUTURO Y QUE QUEREMOS QUE LAS COSAS MEJOREN EN NUESTRO PAÍS!

Finalmente, para que su investigación sea completa, investigue por internet cuales son los promedios de capacitación y lectura en los países desarrollados. Cuando tenga estos dos datos, pregúntese si habrá alguna relación que explique la diferencia entre los países desarrollados y los sub desarrollados.
¿Quiere que su cerebro y su mente le den respuestas para cambiar su situación de vida?, puede hacer muchas cosas, pero inicie con la más obvia: Hágase preguntas. ¿Por qué? Por simple lógica. Si quiere respuestas, antes tiene que haber preguntas.

El otro día, yo me hice esta pregunta ¿Cómo puedo hacer para lograr ingresos extras sin prácticamente invertir dinero? La respuesta fue, programas de afiliados por internet. Estoy evaluando algunas de ellas, y ya han comenzado a generar ingresos, pero honestamente, al principio hubo un conflicto en mi mente que estaba llena de pensamientos de temor, desde “Y si todo esto es una estafa” hasta “No puede ser tan fácil” o “Como YO voy a ganar dinero desde mi casa y sin salir de ella”.
¡QUE DIOS BENDIGA SU VIDA Y QUE SU VIDA SEA UNA BENDICIÓN PARA LOS SUYOS!

Autor: José Luis Hernández
Asesor y gerente de empresas. Catedrático de cursos de Economía Industrial, Seguridad Industrial, Comunicación Oral y Escrita, Organización de Talleres, Programación de Computadoras, Neurociencias Cognitivas y otros. Capacitador y conferencista de temas de crecimiento humano.

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →