Servicio Técnico Ante las Fugas de Agua

Este artículo trata sobre las fugas de agua en el hogar, cómo actuar ante ellas y la conveniencia de acudir al servicio técnico cuanto antes si la avería está fuera de su alcance, ya que dejándolo pasar los daños materiales serán mayores. También hace referencia al cuidado del agua.

Jose María Cuesta
Jose María Cuesta
10 de enero · 515 palabras.
 Desde nuestra infancia, sabemos que sin agua no podríamos vivir, la necesitamos para beber, por motivos de higiene o para refrescarnos. Muchos radiadores la contienen en su interior. El agua es útil y estamos rodeados de ella. Nos resulta tan familiar que no pensamos en ella más que cuando genera problemas. Y no solo cuando falta, en contra de lo que dice el refrán popular.
El agua que llega a nuestros hogares lo hace a través de tuberías y canalizaciones que a veces miden varios metros de longitud. Estas canalizaciones atraviesan diferentes lugares como zonas de tránsito de vehículos, instalaciones eléctricas, paredes con cuadros... y pueden sufrir golpes, arañazos, fuertes presiones, desajustes, corrosión, roturas... Entonces aparece una humedad que con el tiempo puede producir moho y que emite un característico y desagradable olor. Y esto no es lo peor, la humedad deriva frecuentemente en un goteo molesto de consecuencias imprevisibles: inundaciones de pisos enteros, molestias a los vecinos... Sin contar con los daños en los objetos de madera como suelos de tarima o parquet, muebles, rodapiés... Es un agua que se paga en su factura pero que no ha sido utilizada, es más, ha resultado dañina en lugar de beneficiosa. Además de recibir una factura desorbitada, debemos contar con la posibilidad de tener que sufrir un corte de suministro tanto en un grifo como en la red general de la casa, con la incomodidad que supone no poder beber, lavar la ropa... mientras se soluciona el problema.
Las goteras y humedades aparecen en cualquier sitio: paredes, techos, suelos, cerca de los rodapiés... Y pueden estar en tuberías, desagües, piscinas, calefacción, bajantes, sistemas contra incendios, acuarios... Hay zonas que, por su ubicación geográfica o por su instalación, resultan más susceptibles de tener una fugas de agua.
No resulta fácil localizar una fuga si no se es profesional. Quizá tenga un amigo o usted mismo sea hábil para realizar pequeños trabajos en el hogar, pero eso no es suficiente a la hora de localizar, reparar y prevenir fugas.
Afortunadamente, los fontaneros profesionales poseen herramientas de última tecnología para localizar y reparar las tuberías estropeadas, como la termografía infrarroja y los detectores de fugas de helio. De esta manera, los fontaneros localizan, reparan y previenen posibles fugas. Previniendo se asegura de que no sufrirá los molestos efectos de tener goteras o humedades en su entorno, ni en su casa ni en su negocio. Dependiendo de las diferentes ofertas, puede hacer consultas a los especialistas o bien solicitar un desplazamiento gratuito a su hogar si lo necesita.
Algunas fugas especialmente complejas por su ubicación o por las características de las tuberías, desagües, bajantes... precisan un seguimiento que el profesional puede realizar de forma periódica sin causarle ninguna incomodidad.
Quizá le parezca que todos los operarios poseen las mismas características, no obstante, la confianza y la tranquilidad dentro del hogar o de su negocio merecen que eche una ojeada a los servicios que proporciona una empresa con años de experiencia y puntera en el uso de tecnología especializada.

 Para más información www.defugas.com

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →