Claves para Decorar su Cuarto

Durante el tercer trimestre se incrementa la ansiedad ante la próxima llegada del nuevo integrante de la familia. El Síndrome del Nido se manifiesta de varias maneras y con entusiasmo las embarazadas se vuelcan en la tarea de decorar el cuarto que será destinado al bebé.

Materna Comunidad
Materna Comunidad
2 de febrero · 793 palabras.
Comencemos por buscar un ambiente propicio para la tranquilidad del bebé. Lo ideal es elegir un espacio con buena ventilación e iluminación y ambientarlo en una gama de colores suaves y con pocos objetos decorativos, para lograr armonía a la hora del descanso, el juego y el aprendizaje.
Muebles:

Existen cuatro mobiliarios que no pueden faltar:

La cuna: Se aconseja no colocarla junto a una pared que d√© a una habitaci√≥n ruidosa, a un ba√Īo o a la calle. Tampoco es recomendable ubicarla cerca de la ventana. Primero y principal, por una cuesti√≥n de seguridad, y segundo para evitar corrientes de aire que puedan impactar en el beb√©. Existen cunas convertibles llamadas ‚Äúpracti cunas‚ÄĚ, que pueden transformarse en la cama del ni√Īo cuando ya no precise la protecci√≥n de los barrotes. Si la idea es que quede como cama definitiva, es importante tener en cuenta la calidad y el modelo para que el d√≠a de ma√Īana la cama del hermanito sea igual.

Un mueble cambiador: Los hay de varios modelos. Algunos tienen estantes debajo para que puedas acomodar los pa√Īales, el √≥leo calc√°reo, mudas de ropa y dem√°s. Hay otros que en lugar de estantes tiene cajones para que se transforme en c√≥moda una vez que tu hijo ya no use pa√Īales. El modelo m√°s antiguo de cambiador es totalmente diferente y debajo de la tabla en donde se acuesta al beb√© tiene una ba√Īera. Algunas mam√°s, todav√≠a prefieren este mueble, ya que se sienten c√≥modas para ba√Īar al beb√© en los primeros meses. Es importante que tengas en cuenta que el cambiador, propiamente dicho, est√© elaborado con una tela impermeable y que sea f√°cil de limpiar.

Una cajonera: Si el cambiador no tiene cajones, este mueble no puede faltar en el cuarto del hijo. Es casi protagonista porque debe acoger el ajuar del beb√©. Si pod√©s elegir, que sea pr√°ctica y espaciosa para ubicar ropa, remedios, pa√Īales, juguetes, mamaderas, extractores de leche, zoquetes, accesorios de cunas, mois√©s, etc.

Una silla mecedora o sillón para acunar y amamantar al bebé:. No es indispensable, pero qué lindo que se siente poder mecerse junto al bebé. Parece una costumbre en desuso, pero si hay espacio en el cuarto, vale la pena. Sí es importante que sea cómoda para amamantar a tu hijo. Si vas a colocar la cuna en la mitad de la habitación, ubicá la mecedora en una esquina, cerca de una ventana para que puedas disfrutar de las caras de tu bebé.

Colores:

La paleta de los pasteles sigue vigente, ahora se han incorporado el rojo y el negro como alternativa.
Si bien esta comprobado que los colores suaves calman e invitan a la tranquilidad, utilizar colores energéticos, en su justa medida, no tiene por qué alterar la armonía del ambiente.
Los colores primarios transmiten vitalidad y son ideales paro los m√°s chiquitos, incluso cuando nenas y varones deban convivir durante sus primeros a√Īos.

La empresa Della Casa sugiere algunos efectos que tienen los colores sobre nuestra vida diaria. Estos conceptos son interesantes para analizar a la hora de pintar el cuarto del bebé.

Amarillo: Estimula el pensamiento lógico, alegría.
Naranja: Alegre, extrovertido, optimista, din√°mico.
Rojo: Activo, c√°lido, apasionado/amor, extrovertido.
Rosa: Inspira calma, estimulante, representa el lado femenino.
Morado: Activo, nervioso, precavido, intuitivo.
Azul: Favorece la concentración y la calma, relajante.
Turquesa: Refrescante, relajante.
Verde: Tranquilidad, armonía, potencia el autocontrol.
Marrón: Tranquilidad, estabilidad, seguridad.
Blanco: Suavidad, tranquilidad.
Gris: Melancolía, equilibrio, elegancia.
Negro: Melancolía, elegancia.

Cuidados a tener en cuenta:

La seguridad debe ser una prioridad en los elementos que se destinen para la ambientación de la habitación de los más chicos. Algunas sugerencias:

Los cuadros no deben tener vidrios,

Las mesas y las sillas deben contar con puntas redondeadas

Los ba√ļles para juguetes no deben poseer tapa con bisagras, para impedir que los m√°s chiquitos se agarren los dedos,

Evitar colgar estanterías en la pared donde estará apoyada la cuna

No es aconsejable colocar alfombritas en el centro de la habitación para evitar resbalones. Ahora, si se necesitan para que el bebé no esté en contacto con un piso frío, existen bajo alfombras que sirven para evitar que la alfombra se resbale.

materna, el primer club de madres de Latinoamérica.

Encontrate con otras mamás para compartir tus experiencias de la maternidad. Intercambiá opiniones con embarazadas. Seguí la evolución de tu embarazo semana a semana y el desarrollo de tus hijos en tu casilla de correo. Aprendé todo sobre la lactancia materna. Ingresá en los foros y asistí a nuestros eventos. Además, participá en concursos y obtené muchísimos beneficios.

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →