Emoción: el Mayor Amor

No hace mucho en una ciudad cercana se realizó un evento cultural a beneficio del medio ambiente con mensajes sobre el aborto y otros temas. El lugar estaba abarrotado de personas, pero la mayoría de las sillas delanteras eran ocupadas por los ancianos del sitio. En cada acto la gente aplaudía, se reía o lloraba, pero una de las dramatizaciones nunca será olvid

Jaime Mora
Jaime Mora
1 de marzo · 1150 palabras.
聽No hace mucho en una ciudad cercana se realiz贸 un evento cultural a beneficio del medio ambiente con mensajes sobre el aborto y otros temas. El lugar estaba abarrotado de personas, pero la mayor铆a de las sillas delanteras eran ocupadas por los ancianos del sitio.
En cada acto la gente aplaud铆a, se re铆a o lloraba, pero una de las dramatizaciones nunca ser谩 olvidada por la participaci贸n y reacciones de la gente. Esa ma帽ana iba a ser totalmente diferente.
En la tarima, el escenario simulaba el interior de una casa. En la supuesta sala de comedor se encontraba un grupo de se帽oritas compartiendo sus experiencias de vida, mientras en la cocina la madre de una de ellas les preparaba una rica merienda.
La progenitora estaba contenta con la presencia del grupo de lindas parlanchinas hasta que not贸 que la conversaci贸n se puso tensa. Sinti贸 el volumen de la voz disminuir, se empezaron los brazos a cruzar, los se帽os a fruncir y las facciones a endurecer. La se帽ora no le dio mucha importancia al asunto, hasta que sinti贸 un agresivo agitar de brazos de parte de su hija.
Indignada por la falta de educaci贸n fue al lugar para hablar sobre las elementales normas de cortes铆a. Sin embargo, estas fueron olvidadas cuando al entrar en la sala escuch贸 a la mejor amiga susurrar en tono grave y preocupado:
鈥 驴Por qu茅 no se lo dices a tu mam谩? 隆Ella te comprender谩!
Par谩lisis, sorpresa, curiosidad, preocupaci贸n, duda. Surgieron tantas inquietudes como colores en su rostro. Con m谩s 铆mpetu que discreci贸n, increp贸 a su hija y le pregunt贸:
鈥 驴Qu茅 es lo que me debes decir?
Y sigui贸:
鈥 驴Qu茅 es lo debo comprender?
Insisti贸:
鈥 驴Qu茅 es lo que no me has dicho?
En ese instante se levant贸 un abuelo de la primera fila y con voz estrepitosa grit贸 diciendo:
鈥 隆Es que est谩 embarazada! 隆Est谩 embarazada!

Y el p煤blico solt贸 la carcajada.
No es necesario ser un actor de teatro para influir en las emociones de los dem谩s, es com煤n en la vida generar risa, avivar llanto, enojar, inducir ira, engendrar humillaci贸n, en fin, producir malestar o bienestar en las personas. El mundo est谩 lleno de emociones y con las conductas y actitudes provocamos reacciones y respuestas sentimentales en el entorno.
Por ejemplo: si le hablas tiernamente a tu pareja, obtienes una respuesta paralela. Si le hablas duramente a tus padres, obtienes dureza de vuelta. Si le gritas a alguien en la calle, su respuesta ser谩 diferente al regalo de una sonrisa, pero la gran mayor铆a de las veces obtendr谩s un reflejo.
Se dice que cuando tratamos con una persona de edad avanzada es como tratar con un ni帽o, ellos lloran, se r铆en, se lamentan, se conduelen, se consuelan. Se animan con la misma facilidad con la que se preocupan. Y esto es debido a que su afectividad es m谩s fr谩gil, son m谩s sensibles a las influencias del entorno, todo les conmueve.
Los actos dram谩ticos bien puestos en la escena tienen un efecto sobre los sentimientos, un poder de atracci贸n. Cuando son llevadas inteligentemente sostienen la atenci贸n y alientan estallidos emotivos. Es lo que sucedi贸 en ese instante con el abuelo de la historia, 茅l -como buen longevo- se autoinduce con frecuencia a manifestarse emocionalmente.
Las escenas dram谩ticas de la vida real le producen reacciones afectivas de todo tipo a cualquier individuo. Puede ser el fan谩tico que grita exaltado ante el triunfo de su club o el coraz贸n hinchado de orgullo por el triunfo de un coterr谩neo en un evento internacional o el alma entristecida por la escena de hambruna y enfermedad de los ni帽os en miseria. Dependiendo de tu ser, podr铆a ser casi cualquier cosa.
Otras catalizadoras sentimentales son las escenas de vida en tu diario acontecer, de tu entorno, esas que te tocan directamente. El llanto contenido -pleno de satisfacci贸n- del padre en el acto de graduaci贸n de su preciosa hija, el orgullo ensanchado por la conclusi贸n de la obra por la que t煤 y tu comunidad han trabajado por a帽os o la cara de ilusionada correspondida de la mujer ante una tierna declaraci贸n rom谩ntica. Dependiendo de tu vida, casi cualquier cosa te podr铆a exaltar.
Son varias las situaciones que pueden moverte el piso, pero muchas m谩s las que sacuden a los se帽ores entrados en a帽os. En cualquier segundo, alguno de los ejemplos anteriores podr铆a estimular tus emociones. Ahora imagina esos momentos y esas causales multiplicados. Calcula que se duplican los eventos, se acrecienta la frecuencia y que adem谩s, se maximiza la intensidad. Esto no ser铆a un movimiento de piso, ser铆a un terremoto. 驴Fuerte no?
Las emociones son manifestadas a trav茅s de las palabras y de las expresiones corporales, por estas v铆as ellas transmiten todo a todos. Al estar con los ancianos, notamos la proliferaci贸n de esas expresiones y esto no es casual, una de sus m谩s fuertes conmociones es precisamente la necesidad de sentirse acompa帽ados, atendidos, reconocidos.
Es importante cuando nos relacionemos con los mayores tomar en cuenta sus expresiones, sus llamados de atenci贸n. Si bien puedes ignorarlos, ten conciencia de que provocar谩s en 茅l nuevos y peores estados emocionales de depresi贸n y/o decepci贸n.
Si la primera base en el trato con los mayores es la atenci贸n, la segunda obviamente es la comprensi贸n.
驴Se ha visto usted irritado porque sus intereses emotivos son chocados por un octogenario? Seguramente s铆. Sin embargo, debemos entender que a veces hay que perder para ganar. Por razones de longevidad, nuestro juicio y razonamiento son m谩s h谩biles, pero esa ventaja no esta all铆 para imponer una postura a fuerza de l贸gica y conocimiento actualizado.
Tus destrezas no son un permiso para la humillaci贸n, m谩s bien son un llamado a la comprensi贸n.
La comprensi贸n es empat铆a, es ponerse en el lugar del otro, validarlo y construir una interpretaci贸n conjunta de los hechos al respetar la visi贸n de cada quien. Ahora bien, recordemos que para los queridos veteranos, las emociones son m谩s intensas, por ende la capacidad de comprenderlos debe ser m谩s aguda. Debemos razonar lo que decimos y hacemos, no solo de causa, sino sobre todo de efecto.
Uno de los mayores amores, es amar a los ancianos.
La atenci贸n y la comprensi贸n cuando hablamos de los abuelitos es sin贸nimo de amor. Tenemos que emocionarnos con la inteligencia del amor infinito de su compa帽铆a. Debemos enamorarnos de los mayores, de sus an茅cdotas, de sus consejos, se sus risas, caprichos y achaques. Amemos nuestros apellidos, amemos nuestra ra铆z, amemos a nuestros abuelos.

鈥淣ing煤n mar de comprensi贸n es bastante, ni ning煤n r铆o de atenci贸n es suficiente para compensar el oc茅ano de amor que habita en un abuelo鈥

P.D.: Te amo mi viejita bella.

Por: Jaime Mora
Si quieres leer articulos acerca de crecimiento personal visita: www.impulsate.com y suscribete gratis a la revista digital Impulso.

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →