La Crisis No Sólo Está Acarreando Malas Noticias. Que los Precios de los Pisos Bajen, No es Mala

En el ámbito del sector inmobiliario, el actual, es un momento ideal para comprar siempre y cuando no se necesite financiación o se pueda conseguir a intereses razonables. Basta con buscar bien y se encontrará.

Martina Garcia Martin
Martina Garcia Martin
17 de marzo · 419 palabras.
¬†Las inmobiliarias siguen teniendo grandes problemas para campear el temporal pero parece que en ciertos lugares, quiz√°s de manera temporal, se ven algunos claros entre los grandes nubarrones. En ciertas comunidades, aunque de manera apenas perceptible, se han producido un ligero repunte en la venta de viviendas gracias al anuncio por parte del gobierno central de reducci√≥n del IVA para la compra de vivienda nueva. El ascenso es escaso, no es generalizado ni extensible al resto de comunidades espa√Īolas y ni tan siquiera sabemos hasta cu√°ndo puede durar. A√ļn as√≠, parece una buena noticia.

No nos podemos olvidar de que el sector de las inmobiliarias ha sido uno de los motores de Espa√Īa la √ļltima d√©cada, as√≠ que todo lo que sea una mejora en este √°mbito repercutir√° positivamente en el resto de sectores. Adem√°s, independientemente de la influencia que tenga a nivel macroecon√≥mico, si bajamos a al nivel micro comprobaremos su importancia. Vale la pena ojear las ofertas de pisos en Valencia.

En Espa√Īa hay dos preocupaciones b√°sicas: el mantenimiento de un puesto de trabajo y la adquisici√≥n de una vivienda en propiedad. Tal vez se pueda pensar que as√≠ ocurre en todos los sitios, pero no es cierto. O por lo menos no lo es con la misma intensidad.

Uno de los problemas estructurales del tejido productivo espa√Īol es su capacidad para destruir empleo, a la vez del que genera es muy precario. Pero esto no ocurre en otros pa√≠ses donde no est√°n acostumbrados a tasas tan altas de paro (ni siquiera en la √©poca actual de crisis mundial) por lo que esa sensaci√≥n de inseguridad no es tan alta. Los trabajadores espa√Īoles saben que en caso de que surja alg√ļn problema tienen muchas probabilidades de terminar en la calle.

Por otra parte, la adquisici√≥n de una vivienda es uno de los sue√Īos de casi cualquier espa√Īol. Y aunque sea un deseo compartido en otros pa√≠ses las circunstancias son diferentes. En nuestra vecina Francia, por ejemplo, los j√≥venes est√°n acostumbrados a emanciparse m√°s pronto e irse a vivir de alquiler, qui√©n sabe por cu√°nto tiempo. En Espa√Īa, por el contrario, la mayor√≠a de j√≥venes no se emancipan hasta que no tienen la posibilidad de comprar una casa.
Y por mucho que las cosas vayan mal, de momento, vamos a seguir queriendo comprar pisos. Así que de seguir bajando los precios como imparablemente lo están haciendo, siempre será una buena y gran noticia para todos, inmobiliarias incluidas, claro.

 pisos Valencia

Comparte tu conocimiento y tus intereses con el mundo.

Publica un artículo →