Análisis sobre el libro "Rebelión en la granja" del autor George Orwell". En la sociedad Venezolana vemos como se repiten errores del pasado, errores documentados y evitados en el resto del mundo, ¿cuando la desesperacion nos llevo a creer en inexistentes?

Por: Eduardo Ghini

 Rebelión en la granja ¿Qué queda?

Muchos países con complejos problemas económicos y sociales (y mas puntualmente hablando, la Venezuela) han sido engañados una y otra vez con ideas utópicas de cambio y mejora. Cuando el actual régimen gubernamental tomo el poder lo hizo gracias a sus ideas vanguardistas (para ese entonces en este país), de igualdad, prosperidad y mejoras en todos los sectores, y en un principio con el aumento del precio del petróleo y la preocupación mostrada por estos “revolucionarios” fue posible ganar adeptos gracias al fuerte gasto público y la enorme inyección monetaria que se le dio a la economía (en ese momento con las misiones educativas produciendo empleo, las misiones sociales como barrio adentro, construcción de CDIs, etc.). Hoy nos hemos dado cuenta de que todo fue un engaño, que aunque en un principio el cambio fue sustancial, las instituciones mejoraron y se vio crecimiento en general, no se fundamento en una base solida, y esa estructura hoy no hace más que desmoronarse cada día, lo vemos reflejado en el deficiente sistema eléctrico y de transporte; en el abandono de las instituciones, de los valores y de la moral; en la corruptela de las instituciones públicas (conocida y hasta aceptada por todos), el cinismo de los mandatarios al pasar por encima de las leyes constitucionales (Diosdado Cabello negándole el derecho de palabra a los asambleístas por no aceptar lo que él consideraba verdad absoluta luego de las elecciones), la escases general de bienes y servicios, la inflación, y pare usted de contar todos los males (en última instancia económicos) que azotan al país. Y es que cuando una sociedad (cualquiera, no solo la nuestra) se entrega a una nueva idea (más si es de tipo socialista, comunista o cualquier otro apodo que se le quiera dar) basada en la tan soñada igualdad y la eliminación de clases, donde todos serán tratados por igual, el único cambio que se hace es en la punta de la pirámide social, pues, en un principio habrán cambios y mejoras, pero día tras día las nuevas cabezas se parecerán más a las antiguas, adoptando sus posturas, opiniones y actitudes, serán los nuevos jefes de la granja, y el trabajador (quien carga con el peso del cambio, de la productividad y hasta de la “revolución”) estará en el mismo lugar de siempre, abajo.
La idea no es solo criticar al sistema, sino buscar soluciones, la única existente salida para este mal es la producción, la inversión social eficiente (maximizando el uso de los recursos, no repartiéndolos para acaparar la atención y ganar votos) en los sectores más vulnerables, satisfaciendo las necesidades sociales y económicas más importantes, en última instancia el foco debe estar puesto en la educación, pues, si esta no es de calidad hay mas conocimiento de la situación que vive el país, se crea un pensamiento crítico capaz de hacer frente a los cambios que se presenten en el mundo, un niño que está en la escuela no está robando ni pensando en hacerlo, un niño que va a la escuela entiende cómo funciona el mundo, es capaz de analizarlo y de mejorarlo. Recomendado leer “rebelión en la granja” si quieres entender que está pasando en el país y en el mundo, ver como la historia tiende a repetirse nos hace querer estudiarla, y es que, aprender más sobre ella nos permitirá entender la realidad presente y hasta predecir el lo que vendrá, en algunos casos.