Derrotas, triunfos, alegrías, sonrisas, tristezas y lagrimas conforman el conjunto de emociones que el fútbol azteca deja a los aficionados este año que está por terminar.

Por: Alexander Buchano

Los dos campeones del año fueron felinos: en el Torneo Clausura 2010, los Pumas de La UNAM levantaron el trofeo gracias al corazón y talento de un grupo de jovenes liderados por su novato entrenador, Guillermo Vázquez.

Mientras que en el Torneo de Apertura 2011 el título fue para los Tigres de la UANL, quienes así cortaron de tajo una sequía de 29 años sin ganar un campeonato.

Los Norteños apelaron a la experiencia de sus jugadores como el argentino Lucas Lobo y el goleador Chileno Héctor Mancilla y al colmillo retorcido de su estratega Ricardo Tuca Ferreti, para conquistar el ansiado estandarte.

Y no pudo faltar la sorpresa en el balonpié azteca, con la llegada de los Gallos Blancos de Querétaro hasta las semifinales del Torneo de Apertura 2011 dejando en el camino nada mas y nada que al que había sido el mejor equipo del campeonato, el Guadalajara.

Fútbol Mexicano en Bookie www.bookie.mx

Cuando fueron los Chivas los que protagonizaron la desilución mas grande al eliminados prematuramente para que volviera a resurgir la maldición del superlíder en la Liguilla. La actuación desastroza de las Aguilas del América fué sin duda la de decepción de todo el año, cada vez que el caudro azulcrema contó con una plantilla llena de estrellas, pero que en ningún momento jugaron realmente bien.

El cuadro americanista no estuvo cerca de clasificar a la Liguilla, ya que por primera vez en su historia la ciudad de Tijuanda metió un equipo en la Primera División.

Los Xolos hicieron su debut con buenos augurio debido al gran apoyo que han recibido de parte de los aficionados de su ciudad y del sur de California.

Bookie - Corredor de Apuestas en www.bookie.mx