Desde sus comienzos, esta empresa orientó sus actividades a la producción de instrumentos de escritura de alta calidad, posicionándose entre 1920 y 1940 como la “número uno” en ventas mundiales de este tipo de productos.
Parker es una empresa estadounidense fundada en el año 1888 en Jamesville, Wisconsin.

Con el transcurso de los años, el mercado de los instrumentos de escritura experimentó cambios en la oferta con el surgimiento de bolígrafos y plumas descartables, lo cual generó una posición de competencia muy favorable para esta nueva gama de productos.
 
A lo largo de la década del 80, la situación de Parker se veía seriamente comprometida, lo que impulsó a que se nombrase un nuevo CEO, el Sr. James R. Peterson, con el objetivo de revertir la situación experimentada por la empresa hasta el momento.

Dada la situación en la que se encontraba el Sr. Peterson, la estrategia por la que optó fue realizar una campaña de marketing global, por medio de la cual se estandarizarían tanto los productos como los esfuerzos de venta en todos los mercados en los cuales operaba la compañía. Comenzó por reducir la cantidad de empleados y la cantidad de líneas de producto. Claramente el objetivo principal era el ahorro.

Esta campaña fue difundida bajo el lema “una misma apariencia, una misma voz” al tiempo de que se comenzaron a elaborar productos que permitieran competir en el mercado de los bolígrafos desechables, es decir, ingresar en el sector “inferior” del mercado, lo cual había sido evitado anteriormente por la empresa.

Los resultados de la aplicación de la estrategia de marketing global fueron totalmente negativos.