¡Qué mejor manera de conocer México a través de sus pueblos! México es un país rico en naturaleza, gastronomía, cultura e historia. Ofrece un turismo tanto relajado como de ambiente para disfrutar en familia, amigos y en pareja.

Por: Karla López

Hacer turismo en México no significa únicamente visitar grandes complejos turísticos ni vaciar nuestros bolsillos en unas vacaciones lujosas. Por el contrario, existen muchas opciones para conocer el país que pueden realizarse con poco presupuesto.
El campismo es una de ellas. Esta actividad permite acercarse a las maravillas naturales del país y no requiere grandes gastos. Además, resulta una excelente alternativa para quienes buscan relajarse y alejarse del bullicio de los principales destinos turísticos. ¿Qué mejor sitio para descansar, olvidarse de las preocupaciones y respirar aire limpio que en medio del bosque, desierto o con el mar como telón de fondo?
Las costas del Pacífico, el Golfo de México, el mar Caribe, el Mar de Cortés; las reservas ecológicas, llanuras, cascadas y lagunas cuentan con lugares especiales para acampar. Allí los visitantes pueden disfrutar de la naturaleza en un ambiente silencioso y seguro.
Algunas opciones para acampar son el Cerro del Tzirate, cerca de Morelia, la Laguna de la Media Luna, en San Luis Potosí, el Parque Nacional Acuático Las Estacas, en Morelos, la Presa San Blas, en Aguascalientes, las costas semivírgenes de Oaxaca y las Cascadas de Agua Azul, en Chiapas.


Sin duda, visitar este destino mexicano será una experiencia inolvidable.