Debe ser un espacio donde prime ante todo la funcionalidad: la habitación debe tener espacios donde los padres puedan desarrollar tareas habituales como el cambio de ropa y pañales, o donde la madre pueda dar el pecho o el biberón al bebé con la requerida tranquilidad.

Por: Pepe G

 El bebé pasará gran parte del tiempo, sobre todo en sus primeros meses de vida, en el interior de su habitación; es por ello que la habitación del bebé debe ser una estancia que reúna una serie de requisitos para que el correcto desarrollo del bebé.

Recomendaciones y características que debe poseer la habitación del bebé:

- Debe ser un espacio donde prime ante todo la funcionalidad: la habitación debe tener espacios donde los padres puedan desarrollar tareas habituales como el cambio de ropa y pañales, o donde la madre pueda dar el pecho o el biberón al bebé con la requerida tranquilidad; también debe poseer espacios propios para el juego y tranquilidad del bebé.

- Protección del excesivo ruido: para evitar un exceso de ruido deberemos elegir con sumo cuidado la ubicación de la habitación del bebé en la casa; elegiremos como tal una estancia que se encuentre al resguardo de calles ruidosas. De todas maneras, no es conveniente caer en el polo opuesto, el de tratar de crear un silencio absoluto en torno a la habitación del bebé, pues éste se adaptará al ruido habitual de la casa, pudiéndose ser incluso un ruido moderado positivo para el bebé, pues le puede ayudar a combatir la soledad ocasional.


- Temperatura en torno a los 23 C°. Al elegir la habitación del bebé de entre todas las posibles de la casa, deberemos evitar seleccionar aquella que sea la más calurosa en el verano o la más fría en invierno.
-
- Iluminación moderada: se debe impedir una excesiva iluminación en la habitación del bebé, así como que ésta incida directamente sobre los ojos del pequeño. Para moderar su intensidad, es conveniente un dimmer, o regulador de luz, que podremos regular dependiendo del momento del día.
-
- Cuando los bebés comienzan a gatear, inspeccionan todo aquello que está a su alcance, por lo que será preciso tomar unas medidas de seguridad mínimas, tales como que los muebles de la habitación del bebé tengan las esquinas redondeadas, utilizar protectores de bebé en los enchufes de toma de corriente eléctrica o colocar la cuna lejos de las ventanas o cortinas.

 decoracion habitacion bebe