Esta carta es un sentimiento real ya que mi madre me pidio que la escribiera para llevarla a la Tumba de su hijo en ocasion del Dia del Padre.
Carta a Mi Hijo  
                                                  Elio Ramón Valladares                                                   
Desde el fondo de mi  alma vengo a decirte que te amo, Que no hay un día de Dios que no te haya recordado, porque eres para mi tan claro como el mismo cielo y tan grande como el universo entero…
Quiero decirte que no paran de llorar mis ojos porque te extraño y como tú lo supiste siempre…  nadie en la vida te amara eternamente como yo.

Siempre pude mirar en tu afanada vida, que me amabas y que durante tu viviste yo fui para ti como un diamante que aunque viejo no pierde su brillo y aun enmohecido no deja de ser Diamante… Eso fui para ti…  yo lo siento en el alma. 

Perdóname, porque aunque nunca quisiste que sufriera…  hoy por ti estoy sufriendo esta inevitable pena… Jamás pensé que  una parte de mi vida se fuera primero, pero yo no manejo las cosas del destino.

A  partir de tu ausencia ya casi no puedo detener la salida de mis lágrimas, porque jamás imaginé perderte así de esa manera.  Cuando naciste fuiste mi primer gran alegría y por cosas del destino, también te convertiste en mi primer gran sufrimiento. Sin embargo será mi consuelo que un día nos encontraremos, donde se encuentran los Hijos de Dios.

Hay muchas cosas que quisiera decirte; pero, pienso que si las almas tienen entendimiento, la tuya ya lo sabe.  por eso me  limitaré a decirte lo que tú siempre entendiste, lo que nunca cayó mi boca y lo que me hace sentir digna de tu amor. Te adoro, te amo y te extraño con el alma entera.

Tu madre. 
                                                                                                    María Lidia Briones Hernández. (19 de Marzo de 2013)

Escrito por Denis Alexi VAlladares Briones, Por Peticion de Su Madre Maria Lidia Briones H. en Memoria de Elio Ramon Valladares, Hermano del Escritos e Hijo de Maria Lidia Briones. Ojala guste a los lectores.