¡Qué mejor manera de conocer México a través de sus pueblos! México es un país rico en naturaleza, gastronomía, cultura e historia. Ofrece un turismo tanto relajado como de ambiente para disfrutar en familia, amigos y en pareja.

Por: Karla López

Sede de un sinfín de tradiciones, méxico cuenta con una que es reconocida a nivel mundial por su variedad de sabores: la cocina. La gastronomía mexicana es tan rica que forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad.
Uno de los platillos mexicanos más representativos es la cochinita pibil, delicia proveniente de la península yucateca, que deriva del encuentro de dos culturas –la maya y la española.
Se dice que en Yucatán los indígenas mayas empleaban semillas de achiote para preparar una pasta con la cual daban color a salsas y guisos.
Con la introducción del ganado en la Nueva España, comenzaron a elaborarse platillos a base de carne, ingredientes nativos y especias traídas de Europa. La cochinita pibil es un manjar hecho de carne de cerdo adobada en achiote, envuelta en hoja de plátano y cocida durante toda la noche dentro de un horno de tierra.
Asimismo, se añade a la carne pimienta negra, comino, chile, clavo, canela, epazote y orégano. Se come deshebrada en tortillas o pan y se acompaña con cebolla morada marinada en jugo de naranja agria y salsa de chile habanero.
Hoy día, la cochinita se elabora en hornos convencionales y el tiempo de cocción es mucho menor. Podemos degustarla en fondas típicas y restaurantes de comida yucateca, donde se ofrece en panuchos, tostadas o dentro de un bolillo. Te recomendamos visitar Yucatán y deleitarte con su exquisita oferta culinaria.



Sin duda, visitar este destino mexicano será una experiencia inolvidable.