Cuando elegimos un hotel de lujo, lo que marcan la diferencia es su ubicación,  la excelencia de sus servicios, el cuidado de los detalles y el confort y elegancia de su arquitectura.  Esta amalgama garantiza el bienestar y disfrute de  una agradable y extraordinaria estadía para exigentes.  Cuando elegimos un hotel de lujo, tanto su ubicación, como el confort y elegancia de su arquitectura, además de la excelencia de sus servicios y el cuidado de los detalles son los que marcan la diferencia. Esta unión asegura una placentera e inigualable estadía para exigentes.

Una de las creaciones más imponente y colosal de la Naturaleza es la Cordillera de los Andes, que transmite poderosa energía y magnetismo. En sus cercanías se encuentra este lujoso y refinado hotel. Se encuentra en una de las zonas residenciales más hermosas de la incomparable ciudad de Mendoza. Su estratégica ubicación otorga una maravillosa vista a la majestuosidad de las montañas y a la bellísima ciudad al otro lado.

La imponencia de su construcción, la suntuosidad de su diseño y decoración, la belleza y lujo de sus ambientaciones y mobiliario, y la elegancia y calidad de cada uno sus servicios lo caracterizan como un hotel que hace brillar con singular intensidad a cada una de sus cinco estrellas.
Cuando se elige un hotel, el viajero confía y confiere la comodidad, asistencia y seguridad de su estancia; sin lugar a dudas, en este hotel están cuidados todos los detalles. La atención se determina por su sólido profesionalismo, eficiencia, esmero y calidez. Aquí se garantiza una agradable permanencia; disfrutando de un entorno bellísimo, con lujosa ambientación y elegante estilo.

Con habitaciones que tienen una magnífica vista, están provistas de todo lo imprescindible para facilitar todas las actividades que el huésped pida. Los cuartos, amplios y refinados, están decorados con lujosos detalles, fino moblaje y todos los enseres que garantizan el confort, la calidez y el glamour preciso a una estadía que, sin duda, no olvidará jamás.

Los excelentes niveles de servicios que determinan al hotel están muy cuidados, asegurando óptima tecnología de última generación, qur brinda todo lo que el huesped necesita. Los espacios para el cuidado del bienestar físico otorgan una atractiva gama de actividades saludables. Los placenteros descansos en la piscina agregan opciones para el relax y el disfrute. Y igulamente, se puede disponer de asesoramiento y asistencia para gozar de lo que el contexto de la ciudad otorga.

Su restaurant ofrece una exquisita gastronomía que combina la excelencia de las técnicas de la cocina francesa y la mejor calidad de los deliciosos productos regionales. Su sofisticada cava, invita a la degustación de excelentes y variados vinos, agregando deleite y distinción a la estancia en este hotel.

Los salones para eventos, ofrecen opciones para distintas reuniones y encuentros, garantizando excelente equipamiento y permanente asistencia del personal, sumando elegancia y distinción en un estilo único.

El encanto de una maravillosa ciudad, privilegiada por la Naturaleza, y la excelencia y jerarquía en hotelería de alto nivel, se conjugan para brindar un placentero y sobresaliente alojamiento, fusionando confort, lujo y distinción.

 Hotel de lujo