Debido a los fenómenos meteorológicos que han afectado a México, en fechas recientes, varias empresas se han unido para ayudar a los damnificados.

Por: Constanza Ruiz

En las últimas semanas, mucho se ha hablado de las lluvias que han afectado, y que continúan haciendo estragos, en México. Más de una decena de estados han sufrido daños materiales y humanos a causa de las condiciones climatológicas que aún prevalecen en distintas localidades del país.
A pesar de la previsión del Gobierno Federal en el presupuesto destinado a resarcir los daños, las cuantificables pérdidas sobrepasan la capacidad de respuesta. Esto ha dejado comunidades y estados afectados sin el apoyo económico de este gobierno y con poca o una nula posibilidad de recuperación económica para aquellos quienes perdieron todo. No obstante, es de reconocerse que ante estas situaciones el pueblo mexicano muestra una solidaridad admirable.
La Cruz Roja Mexicana, miembros de SumateYa, empleados Coppel y otras entidades, tomaron la iniciativa de realizar cooperaciones monetarias y en especie, con la finalidad de apoyar a aquellas comunidades afectadas y que aún no han recibido el apoyo económico de Gobierno Federal.
Durante el último mes, los miembros de estas instituciones han decidido apoyar con la venta de pulseras, recaudación en centros de acopio y recepción de donativos para la compra de artículos de primera necesidad para los afectados. Los empleados Coppel, por su parte, promovieron la venta de dulces a manera de cooperación interna, donde todo lo recaudado fue entregado hace pocos días, a comunidades de los estados afectados.
En palabras del embajador de Australia en México, Tim George, quien reconoce el gran esfuerzo que se está realizando en el país: “México está evidenciando un firme espíritu de solidaridad con las labores de reconstrucción de las comunidades y de las vidas de sus habitantes, haciendo frente a esta situación de gran adversidad con valentía y determinación”.
No cabe duda, que pese a todas las adversidades que pueda enfrentar un país, siempre que la fuerza de la naturaleza se hace presente y reclama su espacio, la solidaridad del pueblo es más fuerte. Para México, no es la excepción, y es de reconocerse todo el esfuerzo que realizan instituciones públicas y privadas, ciudadanos e instancias de gobierno para acelerar la recuperación ante cualquier desastre.
 

Conoce los trabajos que realizan los empleados de Coppel.