No hace muchos meses que oí hablar del carbonato de magnesio por primera vez. Por aquel entonces desconocía completamente qué era este compuesto y su relación con la salud. Como mucho, lo relacionaba con deportes de montaña. Pronto descubrí algunas propiedades sorprendentes que quiero compartir.

Cuando supe de estas propiedades gracias a una amiga, lo primero que me sorprendió es que esta sustancia se podía tomar por vía oral. Su aspecto, como de escayola en polvo, no es en absoluto la de un producto comestible. Lo utilizan las personas que practican escalada y halterofilia para tener las manos secas. Pero resulta que se puede tomar disuelto en agua o zumo, que no altera el sabor del líquido porque es completamente insípido y que tiene una serie de propiedades muy beneficiosas para el organismo, especialmente para las mujeres.


Sus propiedades más importantes


En primer lugar tiene un sorprendente efecto laxante. He sufrido estreñimiento casi crónico desde que tengo memoria, como aproximadamente el 50 por ciento de las mujeres. Especialmente cuando voy de viaje estoy siempre pendiente de ir al baño, y en ocasiones este problema acaba por convertirse casi en una tortura. Pues bien, tomar una o dos cucharadas soperas de carbonato de magnesio disueltas en agua después de cenar hacen que vaya al baño estupendamente a la mañana siguiente. Son ya muchas las mujeres que han abandonado los laxantes químicos en favor del carbonato de magnesio, mucho menos agresivo con el aparato digestivo e igual de efectivo (yo diría que incluso más).


Por otra parte, el aporte extra de magnesio que ingerimos es muy beneficioso para los huesos. De ahí que el carbonato de magnesio sea también muy beneficioso para prevenir otro problema muy habitual entre las mujeres como es la osteoporosis. En ocasiones nuestra alimentación no nos da la cantidad de magnesio suficiente como para mantener nuestros huesos fuertes y saludables, y este compuesto es el suplemento alimenticio ideal para que no nos falte este mineral. El magnesio juega un papel importante para que el calcio y la vitamina C se fijen a los huesos.


Por último, hay quienes afirman que la ingesta de carbonato de magnesio reduce los niveles de estrés y actuá como calmante suave. He llegado a leer que se está utilizando incluso para combatir trastornos tales como el de déficit de atención o hiperactividad. No puedo decir que haya experimentado estos efectos cuando lo he tomado, pero me lo tomo muy en serio porque cada vez más personas los mencionan en blogs especializados.


Disponibilidad y precios


Os aconsejo a todos/as que lo probéis. Es realmente barato (sobre 10 euros un recipiente de 500 gramos) y no cuesta nada probarlo durante un mes para observar en primera persona sus efectos. Os animo a que os acerquéis a una farmacia o parafarmacia y consultéis acerca de la disponibilidad y precios. Casi todas las marcas de herboristería y productos naturales lo comercializan ya.

En definitiva, el carbonato de magnesio es un compuesto desconocido para muchas personas en relación a sus efectos sobre la salud y considero que sus beneficios son suficientemente importantes como para que por lo menos los conozcamos.