Malargüe es una localidad mendocina que brinda enormes posibilidades para pasar las vacaciones en Mendoza. Sumado a una completa infraestructura que posibilita al turista elegir entre hoteles de categoría superior, alojamientos rurales, o cabañas, las comunicaciones a esta región están altamente des La provincia de Mendoza es una de las regiones del planeta que goza de más belleza natural. En los últimos tiempos el lugar ha tenido un enorme desarrollo turístico, brindando la posibilidad de ofrecer alternativas válidas para todos los gustos, pudiendo disfrutar de vacaciones en Mendoza en alojamientos de lujo, campings, hoteles boutique, o cabañas y hoteles rurales. Las mejoras en rutas y caminos posibilitan llegar hasta verdaderos trozos del paraíso enclavados en la cordillera de los Andes.

Una de estas regiones de increíble belleza es la zona de Malargüe. Esta localidad se encuentra hacia el sudoeste de la provincia, y comparte una extensa frontera con la República de Chile. Una de las características más importantes de esta región es su respeto decidido por la vida natural, por lo que el turismo ecológico encuentra en Malargüe el escenario indicado para poder apreciar la rica biodiversidad de la zona.

Malargüe cuenta con varias reservas naturales, extensas zonas protegidas por leyes nacionales y provinciales que buscan conservar la flora y la fauna del lugar. Una de estas reservas es La Payunia. Distante a 160 km de Malargüe, se accede a ella directamente por la ruta provincial 40. Se trata de una inconmensurable planicie salpicada por gran cantidad de conos volcánicos que refleja de forma fiel el ecosistema patagónico. Hay más de 800 volcanes en La Payunia, lo que la hace la región del planeta con más alta densidad de picos activos. Debido a las características de las rocas volcánicas, con extraños y atrayentes colores, la zona sería el escenario perfecto para filmar una película ambientada en la luna. Una de las posibilidades más destacadas que brinda esta reserva natural es la realización de safaris fotográficos, que buscan capturar la magia de este extraño paisaje. Igualmente es posible realizar cabalgatas, practicar trekking, o hacer travesías 4X4.

Pero Malargüe tiene mucho más. Las Molles es una localidad famosa por sus baños termales, de excelente calidad por su alto contenido de azufre y otros minerales. Aquí también es posible esquiar, como así también en Las Leñas, distante a sólo 18 km de este lugar.

Las vacaciones en Mendoza no serían completas sin degustar el exquisito chivito patagónico. Para tal fin se recomienda asistir a la Fiesta Nacional del Chivo, que se lleva a cabo entre enero y febrero. Aquí será posible degustar este tradicional plato de la cocina argentina que preparado con simpleza y sapiencia constituye una verdadera fiesta para el paladar.


Jorge Alberto Guiñazu
Vacaciones en Mendoza