El dique el Carrizal se encuentra en el distrito homónimo, en el departamento de San Carlos. Es un dique que esta ubicado en el curso medio del río Tunuyán, que constituye un lago artificial de unos 30 km², lugar que se ha convertido en uno de los destinos turísticos más interesantes de la provincia  La provincia de Mendoza cuenta con una extensa geografía que recorre diversos paisajes y accidentes geográficos, los que demarcan distintas características para cada zona. Así, el oeste es netamente montañoso, recorrido de norte a sur por la impresionante cordillera de los Andes. El centro de la provincia propende a ser un fértil valle, que si bien está ubicado a 750 metros sobre el nivel del mar, es de un relieve más bien liso, con algunas elevaciones y pequeños cerros. Para finalizar, hacia el sudeste, se puede apreciar una planicie más desértica y árida, encabezada por el departamento de Santa Rosa. En el centro geográfico de la provincia, conteniendoo tanto la parte más montañosa como lo mejor del valle central, hallamos el magnífico departamento de San Carlos, y dentro él con el distrito El Carrizal, un hermoso lugar de singular belleza y que atrae a cada vez más entusiastas del turismo en Mendoza.

A 60 km de de la ciudad capital, hacia el sudeste, encontramos El Carrizal . Allí podrá encontrarse uno de los oasis más importantes de la provincia: el dique el Carrizal. Este es un embalse ubicado sobre el tramo superior del río Tunuyán, importante curso de agua que nace en cerro Tupungato, a 3500 metros sobre el nivel del mar, sobre la ladera del volcán que se encuentra en la frontera argentino chilena de más de 6500 etros de altura, y cuenta con la deferencia de ser el pico más elevado de la cordillera de los Andes al sur del cerro Aconcagua. El río Tunuyán tiene una longitud de 220 km, y su caudal medio alcanza los 28 m³ por segundo. Este río desemboca en el Desaguadero, conformando una cuenca de más de 33,000 km².

A partir del dique se forma un lago artificial que tiene una extensión de más de 30 km², con unas dimensiones de 15 km de longitud por cuatro de ancho. Realmente se trata de un paisaje campesino, con un espejo de agua de un azul increíble rodeado por frondosos bosques y vegetación. En esta localidad los mismos mendocinos han sabido encontrar uno de sus lugares predilectos para la diversión, el deporte y el ocio. Por ello, tanto en invierno como en verano, el lago se llena de entusiastas adeptos a la pesca, la navegación ya sea deportiva como a vela, el buceo y otros deportes acuáticos. En definitiva, es una excelente idea encontrar alojamiento en Mendoza en esta pródiga zona de la provincia.
Turismo en Mendoza