Kumquat, el fruto más pequeño de todos los cítricos nos aporta infinidad de propiedades, ¡no lo dejes escapar! Nunca un fruto tan pequeño podo darnos tantos beneficios. El kumquat o “naranja enana” pertenece a la familia de las Rutáceas, en el género citrus. Es, sin duda, conocido por ser el fruto más reducido de entre todos los cítricos y el único cuya cáscara es comestible.

Con una piel completamente lisa, tiene una forma ovoide y su peso varía entre los 5 y 20 gramos. Además, presenta un sabor en la piel dulce acidulado y en la pulpa ligeramente amargo, aunque resulta muy aromático.

Entre sus cuantiosas cualidades nutritivas del kumquat ecológico destacan la Vitamina C (si procede de la agricultura ecológica posee más cantidad de esta vitamina), el ácido fólico, el magnesio (el cual posee un suave efecto laxante), el calcio y el potasio, el cual es imprescindible para una buena actividad muscular.

Su consumo es recomendado tanto para niños como adultos, aunque se aconseja especialmente para mujeres embarazadas. El Kumquat ecológico contribuye a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas, e incluso de cáncer. Útil en regímenes de adelgazamiento por su efecto saciante, beneficia también a todos aquellos que sufren diabetes, ya que ayuda a mantener más estables los niveles de azucar en sangre.

El kumquat se puede consumir fresco y sin pelar, en cualquier época del año, aunque se recomienda amasarlo con la mano antes de consumirlo para apreciar todo su sabor.


No dude en visitar  www.naranjasche.com