En este artículo se aborda los temas referentes a los comportamientos humanos en la planeación de la producción. Principalmente en lo referente a los aspectos negativos y positivos y las consecuencias de ignorar estos aspectos.  En la planeación de la producción y el scheduling el factor humano interviene principalmente en los momentos de las tomas de decisiones, además los seres humanos intervienen también en la parametrización de los modelos de planeación de la producción, en la interpretación y en la ejecución de los planes de producción.
Cuando se desarrollan los planes de producción, el jefe del taller tiene dos opciones o rechazarlo o aceptarlo. Normalmente se rechaza por dos razones. La primera es debido a la factibilidad del plan, si una maquina no está disponible en el momento en que es necesaria para realizar una tarea, o si no están las materias primas en el lugar y al tiempo adecuado, etc. La segunda razón es porque no es óptimo el plan o no es deseable, esta situación se presenta cuando existen algunos problemas de actitud o problemas personales de los trabajadores que no permiten que se realice el plan que está establecido, también se presenta cuando existen problemas de ausentismo. En estas situaciones la interpretación de los hechos por parte del jefe de taller es fundamental para la re-programación de las tareas.

ELEMENTO HUMANO EN LA PLANEACION
La diferencia que hay entre la teoría (Los planes de producción realizados por algoritmos computarizados) y la práctica (Secuencia real en los talleres), es lo denominado el factor humano. El ser humano se convierte en un complemento necesario para los computadores que realizan el scheduling de la producción. Los seres humanos permiten tener una flexibilidad, una adaptabilidad y tienen un aprendizaje, estas son características que no pueden tener los sistemas computarizados. Los humanos tienen la habilidad de la comunicación y la negociación, haciendo rápidamente cambios en las secuencias de producción después de conversar con un cliente o con un proveedor. La intuición es otra característica de los seres humanos que les permite tener un “conocimiento tácito” de los procesos de la empresa y del comportamiento de los recursos en el taller y por medio de ese conocimiento logra solucionar los problemas que pueda tener el plan de producción. Para la solución de estos problemas que se encuentran en la planeación de la producción, los seres humanos actúan de acuerdo a un sistema genérico de modelación de errores.

SISTEMAS GENERICOS DE MODELACION DE ERRORES
Los errores de los planes de producción son corregidos por los planeadores o jefes de taller, dependiendo del problema, para esto, existe el sistema genérico de modelación de dichos errores (GEMS – Generic Error Modeling Systems), en este sistema se tiene en cuenta que entre más rutinarias sean las acciones a realizar menos atención por parte de los jefes necesita y viceversa. En la tabla siguiente se explican los 3 niveles del GEMS.

El primer nivel es el Nivel Basado en Habilidades (Skill Based Level) el cual consiste en acciones automáticas para la solución de los problemas, las cuales no necesitan supervisión, si en este nivel persiste un error pasa al siguiente nivel, Nivel Basado en Reglas (Rule Based Level) en el cual existen una serie de reglas “SI” las cuales se han establecido con la experiencia y el conocimiento de los trabajadores, por medio de las cuales se debería corregir el error en el plan de producción. El último es el Nivel Basado en el Conocimiento (Knowledge Based Level), se llega a este nivel cuando no existen reglas que permitan la resolución del error, de esta manera se buscan herramientas de análisis y solución de problemas para resolver el error y cuando se llega a una solución esta se convierte en una regla para el nivel inferior. Todos estos niveles de resolución de errores conllevan a los planeadores y los jefes de producción a tomar las decisiones que regirán la producción de la empresa.


PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES
Gran cantidad de estudios e investigaciones se han realizado en torno a desarrollar procedimientos y modelos para la toma de decisiones en el ámbito industrial, pero en general existen factores como la intuición, la experiencia y la retroalimentación de situaciones anteriores que hacen que los seres humanos tomen decisiones basados en esto y no en procedimientos creados. Los seres humanos no confían en decisiones que anteriormente hayan salido mal.
La planeación de la producción se encuentra en una organización basada en procesos y tareas y dentro de estas se encuentran los problemas que resultan de los planes de producción, debido a esto se tiene una línea jerárquica desde la dirección de la empresa (organización) que se transmite hasta los talleres de producción (procesos y tareas) y finalmente de allí se derivan los problemas que deben solucionar los jefes de taller. Este despliegue de los planes de producción se denomina la Planeación de la Producción Jerárquica (HPP – Hierarchical Production Planning) la cual consiste en el despliegue de los planes de producción a través de los departamentos de la empresa. Este despliegue se refiere a la delegación de tareas, el alcance de dichas tareas, la autoridad y la responsabilidad. Para el control de esta delegación se definen diferentes tipos, de acuerdo al grado de despliegue.
- Control detallado: Se encuentra en los despachos, es un control de los que se hace en el momento y en lo que está próximo a realizarse inmediatamente.
- Control directo: Es el control en el taller de producción. El jefe de taller se encarga de resolver las preguntas y dar dirección a los trabajadores, no tiene una secuencia detallada.
- Control restrictivo: Es tenido en cuenta por los planeadores de la producción y tiene que ver con las restricciones que se tienen y que se deben convivir con ellas en la empresa. Por ejemplo las capacidades de producción, la disponibilidad de materiales.
- Control sostenido: Cada nivel dentro de la organización tiene un control sostenido de las actividades, tareas y responsabilidades del nivel inferior.
CONTRIBUCION DE LOS SERES HUMANOS
Los planeadores de producción son un complemento indispensable a los planes generados automáticamente en los sistemas computacionales. Al iniciar el día los planeadores deben hacer una evaluación de la situación, de esta manera identificar si existen problemas y crisis y después de esto revisar el plan de producción si puede ser desarrollado tal como fue calculado o si se deben hacer algunos cambios o desecharlo completamente en función de los problemas y crisis identificadas.
Este es el valor agregado de los seres humanos en la planeación de la producción. La capacidad que tienen de comunicación y negociación le permiten al ser humano hacer cambios en el plan de producción para beneficio de la empresa los cuales no podrían ser realizados por los sistemas computacionales.
La contribución humana es resolver la incertidumbre que exista en los planes de producción, convertirse en un eje de recolección de información de todo el entorno, filtrar dicha información desechando la que es irrelevante según los problemas y crisis encontrados y de esta manera tratar de anticiparse a los problemas.
Los seres humanos pueden hacer estimados según la experiencia pasada y de esta manera rellenar vacíos en la información disponible, así como también hacer juicios para desechar o usar datos que sean ambiguos y corregir si es necesario.
En general el conocimiento tácito que tienen los seres humanos son un complemento indispensable para obtener el plan de producción óptimo.
 Juan David Suarez Gil
Planeación de la Producción.com