El Pollo a la Brasa es uno de los platos más representativos del Perú, se puede disfrutar en las muchas Pollerias de Lima.

Por: Frank Praez

De todas las riquezas de un país, la comida es la que despierta un especial interés. Esta pasión no solo la tienen los amantes de la cocina, sino también todas aquellas personas que disfrutan de la buena comida y en particular de los platos populares.

Si tenemos que hablar de platos populares, la comida criolla es un referente importante que no se puede dejar pasar por alto. Es que la gastronomía peruana ha sabido posicionarse y conseguir el reconocimiento en varias partes del mundo. Su variedad de platos y la mixtura de sabores hacen de su comida una propuesta gastronómica contundente.

Uno de los platos de la comida peruana que se ha ganado la preferencia de los peruanos es el pollo a la brasa. Un plato que se puede disfrutar casi en cualquier parte, lo que ha incentivado más aún su consumo. Los lugares donde se puede disfrutar de este exquisito plato son conocidos comúnmente como “Pollerías”, lugares en donde solo se sirve exclusivamente este plato.

El Pollo a la Brasa

Se trata de un plato muy sencillo, pero que despierta las ansias en cuanto se menciona. Este plato se creó alrededor del año 1957 y su consumo masivo empezó recién varios años después. Y esto era debido a que en un principio los lugares donde se podía consumir el pollo a la brasa eran frecuentados por la clase alta, a medida que se fueron instaurando más locales su consumo se volvió más popular.

Es un plato tan querido que incluso se ha instaurado el “Día del Pollo a la Brasa”, conmemorando la tradición y la preferencia por su consumo. En Lima puedes encontrar una gran variedad de Pollerías, las cuales han sabido avivar la tradición y ofrecer una variedad de este plato. Lo que ha motivado la predilección por determinado lugar; sin embargo, se ha mantenido la preparación base.

Hacia esta época las Pollerias en Lima han aumentado considerablemente, ahora prácticamente puedes encontrar una a la vuelta de la esquina. Esta ha sido una de las causas de que el consumo de este plato haya aumentado considerablemente. Lo que inicialmente era un plato para degustar los fines de semana junto a la familia y amigos, paso a formar parte de la comida diaria.

Ahora se puede disfrutar un plato de pollo a la brasa a cualquier hora, en cualquier día de la semana. Y es que si algo caracteriza a la comida peruana es su versatilidad y la capacidad que tiene para adaptarse a los gustos. Por ello el Pollo a la brasa es uno de los platos bandera del Perú, al igual que muchos otros que ya se pueden disfrutar en varias partes del mundo

Si quieres disfrutar de un buen pollo a la brasa debes visitar las Pollerias de Lima