La suerte es un factor determinante en nuestras vidas, independientemente de que se crea o no en ella. Si entendemos por suerte, aquella  predisposición del individuo para atraer lo bueno o lo malo a sus vidas, podemos moldearla para nuestro bienestar
Mucho se ha escrito recientemente acerca de la ley de la atracción o la creación de su propia buena suerte. "El Secreto", que ha aparecido por todas partes, en radio, televisión y prensa, ha dado mucha importancia al proceso de dominar los pensamientos para atraer la buena suerte en su vida.

Evidentemente, la creación de la buena suerte, a través del poder de la energía positiva, es la columna vertebral del estilo de vida Feng Shui, también. El proceso de pensamiento para utilizar la ley de la atracción, no es un concepto nuevo. Si nos remontamos a 1950, un libro muy popular fue escrito por el Dr. Norman Vincent Peale, "El Poder del Pensamiento Positivo"; una versión anterior de la ley de la atracción. "Piense y hágase rico", de Napoleón Hill, nos dio el proceso del pensamiento positivo de la creación de riqueza y el éxito, basados en la fórmula de Andrew Carnegie.

El Feng Shui fue utilizado por los antiguos chinos hace más de 3000 años, para crear una mejor vida, longevidad, abundancia y buena fortuna. Toda la filosofía del Feng Shui que se practica hoy en día, aborda el problema de la utilización de la energía positiva para atraer la fama, la buena fortuna o suerte.

En esencia, cada una de estas enseñanzas le dará un plan de acción sobre cómo lograr una vida mejor, la buena fortuna personal y atraer cosas positivas para usted.

Con el fin de permitir que la energía nueva y positiva opere en su vida a través de la ley de atracción, para lograr la buena fortuna o lo que usted busca, es necesario eliminar el desorden de su entorno y de su forma de pensar, para que las cosas nuevas y pensamientos pueden entrar. Si su pensamiento y su entorno han impedido recibir lo que desea y merece, es tiempo de cambiar.

Debe eliminar pensamientos y palabras de su vocabulario, como, no puedo, no me lo merezco, nunca suceden cosas buenas para mí, nunca gano nada, siempre pierdo, no voy a hacer el trabajo, etc. Reemplácelas por sí puedo, lo hago, o bien, ya tengo. Así se deshace de los pensamientos negativos y retiene sólo pensamientos positivos.

Debe seguir el mismo proceso de limpieza en su entorno personal, como su casa, apartamento, oficina, el espacio en el que pasa la mayor parte de su tiempo. Asegúrese que el área de su espacio esté adecuada para colocar una planta.

Nuestras herramientas más poderosas para atraer lo que queremos, son nuestras palabras, pensamientos e imágenes mentales. Usted puede visualizar, pensar y decir. Usted puede atraer. Es así de simple. Consulte libros escritos por expertos, que le ayuden a organizar un plan para mejorar su suerte.

Si decide ser una persona con suerte, haga clic aquí: Secretos de la buena suerte.