Nuestros propósitos de año nuevo siempre suelen ser adelgazar, mejorar en mi trabajo, ser mejor padre, ahorrar, etc., pero siempre olvidamos en nuestros propósitos cuidar de nuestro cabello y piel, siendo ambos imprescindibles no solo para tener una apariencia hermosa sino también una buena salud.

Por: Lucia Peralta

Nuestros propósitos de año nuevo siempre suelen ser adelgazar, mejorar en mi trabajo, ser mejor padre, ahorrar, etc., pero siempre olvidamos en nuestros propósitos cuidar de nuestro cabello y piel, siendo ambos imprescindibles no solo para tener una apariencia hermosa sino también una buena salud.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y nos protege de un sinfín de enfermedades, mientras que nuestro cabello ayuda a que los rayos ultravioleta no lleguen tan de golpe a nuestro cuero cabelludo y ayudan a mantener el calor de nuestra cabeza, pues en épocas de fríos el 50% de nuestro calor corporal se pierde por la cabeza.

Así que este año incluye en tus propósitos de año nuevo el cuidado de tu pelo y piel, y empieza el primer día del año cuidándolos de forma sencilla y eficaz con el aceite de argán para el pelo, la piel y las uñas, este es uno de los pocos productos que te ayudan a cuidar tu cuerpo de forma integral, desde el cabello hasta la punta de los pies.

Cuando compres aceite de argán asegúrate de que este sea de buena calidad, de preferencia que sea 100% puro para facilitar su uso, pues el aceite de argán puro no es grasoso y se absorbe con facilidad en la piel y el cabello dejando la sensación de humectación.

Si normalmente se te olvida cuidar tu cabello con el aceite de argán, pero usas cremas para peinar diariamente, puedes mezclar tu crema de peinar con el aceite de argán, así de esta forma tu cabello se desenredara fácilmente, tu peinado durara más y aplicara aceite de argán para el pelo de forma implícita y estas protegiendo tu cabello de las inclemencias del clima así como de los daños causados por el peinado con secadora, o planchas y tenazas, así como de los productos químicos como fijadores de pelo, ondulaciones del cabello permanentes.

Otra forma de aplicar aceite de argán para el pelo es mezclarlo con tu champú, de esta forma no olvidaras aplicarlo y tener tu cabello hermoso, brillante y saludable, para cuidar tu piel puedes mezclarlo con tu crema que usas tradicionalmente, de esta forma utilizaras poca cantidad y aun así obtendrás todos los beneficios del aceite en tu piel, o puedes aplicarlo directamente después del baño, un par de gotas son suficientes para cubrir un área del tamaño de tu rostro.

Para cuidar tu rostro y verte hasta 10 años más joven, aplica el aceite de argán directamente después de haber realizado una limpieza profunda, da un masaje ligero en forma circular con las yemas de tus dedos anulares (son los que ejercen menos presión) evitando presionar demasiado y no maltratar tu piel, si deseas puedes utilizar el aceite diariamente si tu piel es muy reseca o cada tercer día si tu piel es normal a grasa, si empiezas a sentir la piel grasa puedes bajar la cantidad o la frecuencia de uso del aceite de argán.


Si deseas conocer más acerca de las aplicaciones del aceite de argán para el pelo sigue leyendo mis artículos.