Para los estudiantes universitarios, una de las experiencias que más gratificantes es la de independizarse, pero también la de obtener el carnet de conducir y adquirir su primer coche. ¿Cuál es la mejor alternativa para estos casos?

Por: Mario Uno

 Empezar la universidad puede ser una experiencia única en la vida de todo joven, especialmente si se emplea a modo de símbolo de independencia social y se vuela definitivamente del nido. En esos casos, el valerse por uno mismo sin depender de los progenitores se convierte en la experiencia vital que nos terminará de pulir como personas, iniciando así el proceso que culminará en la completa madurez. Entre esas nuevas experiencias tiende a aparecer la de tener coche; al fin y al cabo, ¿qué estudiante universitario no decide sacarse el carnet durante esos años?, ¿cuántos de ellos no lo aprovechan para, quizá con un par de compañeros de clase extranjeros de Erasmus, iniciar un viaje de carretera que durará todo un fin de semana, o incluso más?
Para eso, sobra decirlo, hace falta tener un coche, y el sueldo de un estudiante suele ser insuficiente para conseguirlo. Por ello, en los últimos años de crisis económica se ha popularizado la compraventa de los coches de ocasión; por un módico precio, aquella persona que por X motivos no llegue al precio convenido para tener un coche nuevo, puede obtener uno que solo tenga unos añitos de más sobre su chapa y pintura. Por regla general, los coches suelen venderse en perfecto estado, con la ITV en regla y la seguridad de un precio flexible y adaptable a las necesidades del comprador. Gracias a este cara a cara directo entre dueño y futuro dueño, los trámites de los coches de ocasión suelen agilizarse mucho.
Quizá el estudiante tenga que hacer algunas horas extras con un trabajo a tiempo parcial; tal vez, sus padres tengan a bien echarles una mano. El caso es que, gracias a los coches de ocasión, la posibilidad de adquirir también la independencia en cuanto a medios de transporte está al alcance de cualquier joven. Se trata de una oportunidad tan única en la vida como el hecho de tener un título universitario; yo recomendaría no dejarla pasar.
¿Eres universitario y buscas coches de ocasión? En nuestra web tenemos la solución.