Para el emprendedor que quiere establecerse en el negocio de la tintorería normalmente surge una duda que es difícil de resolver ya que las dos opciones tienen sus ventajas y sus desventajas.

Por: Jordi Casas

Para el emprendedor que quiere establecerse en el negocio de la tintorería normalmente surge una duda que es difícil de resolver ya que las dos opciones tienen sus ventajas y sus desventajas: montar la tintorería como autónomo o como SL.

Establecerse como autónomo tiene la ventaja que es más barato tanto inicialmente como durante la vida del negocio respecto a la SL. También que es más rápido y requiere menos papeleo Como clara desventaja es que si somos autónomos todo nuestro patrimonio queda ligado con el negocio y esto puede tener consecuencias.

La SL en cambio crea una personalidad jurídica diferente la nuestra, por esto nos dan un CIF diferente a nuestro NIF desde hacienda y nuestro patrimonio personal no se confunde con nuestro negocio. Pero hacer una SL es mas caro, lento y requiere más papeleo que hacerse autónomo.
Por eso mucha gente empieza como autónomo, para ahorrar costes, y a medio plazo con el negocio ya mas consolidado se pasa a SL.
Escoger la forma jurídica de nuestra tintoreria es muy importante y requiere del apoyo y el asesoramiento de un profesional tributario ya que hay que tener en cuenta muchos factores, situación personal, situación financiera…

franquicias de tintoreria