Frutillar es una ciudad y comuna, cuya belleza natural la ha consolidado como uno de los destinos turísticos más importantes de Chile. La localidad cuenta con cerca de 16 mil habitantes y fue una de las primeras zonas que albergó colonos alemanes en el país. Frutillar es una ciudad y comuna, cuya belleza natural la ha consolidado como uno de los destinos turísticos más importantes de Chile. La localidad cuenta con cerca de 16 mil habitantes y fue una de las primeras zonas que albergó colonos alemanes en el país.

Ubicación
Frutillar se ubica al oeste del Lago Llanquihue, X Región de Los Lagos, por lo que goza de una espectacular vista hacia los volcanes Calbuco y Osorno. La ciudad se encuentra dividida en Frutillar Bajo y Alto, y se localiza a mil kilómetros de Santiago y a 42 Km. de Puerto Montt.

Clima de Frutillar
Su clima es de tipo templado lluvioso, con precipitaciones durante todo el año. La temperatura promedio anual bordea los 10ºC, siendo su media en invierno de 5ºC y en época estival de 14ºC. Las máximas en verano alcanzan los 25ºc y las mínimas en invierno pueden llegar a -6ºC.

Historia
Frutillar fue fundada por el Presidente Manuel Montt el 23 de noviembre de 1856, nombrándola como la “Villa de Frutillar”. La mayor parte de la población del sector la componían inmigrantes alemanes, quienes construyeron sus poblados en los cerros circundantes al Lago Llanquihue. Rápidamente la zona fue conocida por las actividades de comercio, agrícolas y de agroindustria.

Flora y fauna
En Frutillar es posible encontrar especies de animales como el puma, el coipo y el pudú, además de una gran cantidad de especies de aves. La zona también es variada en especies vegetales, entre ellas se encuentran el alerce, y numerosos tipos de flores.

Atractivos de Frutillar
Frutillar es conocida por su atractivo arquitectónico, su gastronomía, sus hermosos jardines y sus bellas playas a orilla del Lago Llanquihue, además de vasta oferta turística durante todo el año.

En esta ciudad se puede visitar el Anfiteatro del Lago, centro de conciertos en donde se realizan las Semanas Musicales de Frutillar. Este evento se realiza desde 1968 y se trata de una exposición de orquestas sinfónicas y filarmónicas, en el cual participan connotadas figuras musicales del país.

De igual modo, se puede conocer la Reserva Forestal Edmundo Winckler, compuesta por 33 hectáreas de bosque nativo, es un parque perteneciente a la Universidad de Chile. La zona se puede recorrer por un sendero de 800 mts., que se adentra entre las especies forestales, lugar que se conserva casi en el mismo estado que estaba antes de la colonización.

Otro parque que resguarda la flora y fauna de la zona es el Parque Nativo Forestal de la Universidad de Chile o “Bosque del Recuerdo”, que se dedica a preservar especies arbóreas y arbustivas nativas de la región. En este lugar también se pueden realizar actividades de pesca, excursión esquí, entre otras.

Además, no se puede dejar de visitar el Museo Colonial Alemán, un homenaje a los inmigrantes que poblaron la zona. Este museo guarda edificaciones, maquinas y mobiliarios de la época, además de un hermoso jardín con árboles centenarios.

Lugares que tampoco pueden dejar de conocerse son el Monumento a Los Colonos Alemanes, que data de 1936, desde donde se obtiene una hermosa vista del lago y la Cordillera de los Andes; El Campanario, bodega agrícola con forma circular; El Molino hidráulico, ubicado al borde del lago; y la Casa del Herrero, que contiene antiquísimas maquinarias y herramientas de la labor agrícola.

Cómo llegar
Llegar a Frutillar se puede hacer por vía área o terrestre. Los vuelos arriban en el aeropuerto El Tepual en la ciudad de Puerto Montt o por el aeropuerto de Osorno Carlos Hott Siebert, ambos ubicados a pocos kilómetros. Otra opción es el Aeródromo de Frutillar. En tanto, por tierra, desde el norte o el sur, se debe tomar la Ruta Panamericana.
 
Ignacio Molina www.waytogochile.com